Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los expertos alertan de la posible sobrecarga de los niños

Los expertos alertan de la posible sobrecarga que pueden sufrir los niños por las extraescolares, tanto por el horario que soportan como por el estrés al que pueden verse sometidos. Los especialistas coinciden en que lo importante es que el chaval juegue y que a la hora de apuntarlo a alguna opción se tengan en cuenta sus intereses, sus gustos y su temperamento.

"Creo que los padres tienen una visión errónea de lo que consiguen. Pretendemos que los niños se desarrollen a nivel cognitivo al máximo nivel y lo que necesitan es tiempo libre para aburrirse", asegura Ginesa López, profesora del área de Psicología Evolutiva y Educativa de la Universidad de Zaragoza. En su opinión, algunos progenitores hacen cierto el dicho de que los padres quieren vivir su vida "a través de sus hijos". "El paso a la sobreestimulación es muy fácil", y de ella se derivan problemas como las dificultades para dormir, la irritabilidad y la ansiedad. Si es necesario, entiende que debe ser un tipo de actividad satisfactoria para el menor, que "tenga un carácter lúdico e implique movimiento físico y juego".

Aunque no hay una fórmula mágica, todos los expertos tienen claro que lo primero es contar con los gustos del niño. "Las actividades deben ser consensuadas con el chaval y es importante que prueben y se equivoquen también", apunta Gerardo Fernández, coordinador de actividades de Abantu, una empresa zaragozana con más de tres lustros de experiencia en este campo.

Lo que también tiene claro es que jugar en el patio no es, ni mucho menos, perder el tiempo. "El patio del colegio es un punto de aprendizaje y de libertad, no es una ciudad sin ley –relata–. Es maravilloso cuando los ves rato y rato imaginándose historias con las manos y moviéndose de un sitio a otro".

Desde su práctica diaria, recomienda que los padres también cuenten con el asesoramiento del maestro del pequeño y mantenga una "comunicación fluida" con el profesor de la extraescolar. Para las primeras edades (de 3 a 6 años) considera más adecuadas actividades como el teatro, que trabaja todas las emociones o habilidades deportivas adaptadas a estas edades.

No hay una receta sobre qué edad es la más apropiada para empezar o cuántas horas a la semana. "Cada niño tiene su capacidad y, aunque tienen una capacidad de aprendizaje brutal, un padre o una madre enseguida perciben si está cansado o agobiado, a veces solo tenemos que escucharles", subraya Gerardo Fernández.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión