Despliega el menú
Aragón

Las extraescolares cuestan de media 60 euros al mes y hay familias que gastan más de 200 por hijo

El coste de estas actividades, muy comunes en alumnos de primaria, se dispara si se efectúan fuera del colegio. La oferta se ha diversificado y las empresas proponen hacerlas en familia.

Alumnos del colegio San Martín de Porres.
Casi la mitad de los alumnos, principalmente de primaria, alargan su jornada escolar más allá del tiempo de clase

Casi la mitad de los alumnos, principalmente de primaria, alargan su jornada escolar más allá del tiempo de clase que pasan en las aulas. Las actividades extraescolares, que comienzan estos días en los centros con la implantación del horario habitual, marcan el ritmo de vida de los escolares y de sus padres, además de acarrear un gasto extra al presupuesto de un hogar. Una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revela que su coste medio alcanza los 60 euros al mes por hijo, aunque hay familias que llegan a gastarse más de 200, sobre todo si apuestan por realizar dos de las más populares, como son los idiomas, principalmente el inglés, y la música fuera del colegio.

Aunque un buen puñado de extraescolares se concentran después de comer, en ese tiempo que los chavales tienen hasta comenzar las lecciones de la tarde en caso de una jornada partida, la conciliación familiar pasa en muchas ocasiones por apuntar a los hijos a hacer algo para alargar los horarios. Un problema del que tampoco se salvan los coles con jornada continua (con clases de 9.00 a 14.00), aunque algunos hayan visto reducirse la demanda de este tipo de servicio.

El abanico de? actividades y de precios es inabarcable. Se puede comprobar echando un vistazo a los planes que ofrecen los colegios aragoneses y algunas de las más de 30 empresas que trabajan en este campo. El coste medio puede resultar algo más caro, aunque no de forma generalizada, en los colegios concertados. Así, una técnica de concentración que se ha puesto de moda, el mindfulness, supone un desembolso de alrededor de 25 euros mensuales por una hora cada semana en un centro público, que en uno concertado puede llegar a los 50 euros.

Recurrir a clases fuera del cole es lo que más dispara este desembolso, un encarecimiento que también es proporcional a la capacidad económica de cada familia. Es el caso de Javier Borau, que lleva a su hijo a una academia de inglés todos los mediodías a comer y paga por las clases alrededor de 100 euros mensuales, una cantidad a la que hay que sumar el comedor. "Nos pareció una buena opción para que aprendiera el idioma de una forma natural, ya que, incluso cuando come, habla y escucha inglés. Es más caro que otras posibilidades, pero hemos valorado que lo podemos asumir", explica este padre.

Aprender un instrumento también acarrea un dispendio extra. En algunos colegios las sesiones de música salen por entre 30 y 45 euros al mes (una hora u hora y media a la semana). Un intensivo de violín de tres horas semanales llega a costar 170 euros mensuales. Si a esta afición melómana se suma un deporte y un idioma, los 200 euros están superados.

Aunque el fútbol y el inglés siguen siendo estrellas de este firmamento, las extraescolares se han diversificado con propuestas como robótica, circo, zumba y ‘dacthball’ (una fusión entre el balón prisionero y el ‘dodgeball’ americano). Una de las últimas tendencias son las actividades en familia, que se desplazan incluso a los fines de semana, y que pueden ir desde los patines en línea a la orientación y las yincanas.

Las asociaciones de consumidores aconsejan a los padres que se informen bien de las condiciones de estas actividades; de los días que, por festivos o época de vacaciones, no se van a llevar a cabo; de los grupos mínimos y de las posibilidades de que se cancelen a medio curso por algún problema. Otras cuestiones que conviene conocer son la titulación o experiencia de los docentes y las instalaciones donde se desarrollan.

Etiquetas
Comentarios