Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Diez hábitos a seguir en la rutina de belleza

Trucos básicos que para mantener tu piel saludable.

Para mantener una piel perfecta hay que incorporar unas rutinas.
Para mantener una piel perfecta hay que incorporar unas rutinas.
Pixabay

Con el paso del tiempo, es inevitable el envejecimiento, sin embargo, lo fundamental es sentirse bien, tanto por fuera como por dentro. Por este motivo, un buena rutina de belleza no solo incluye el uso de productos de higiene y estética, sino también una buena alimentación y un estilo de vida saludable.

Esta es una sencilla, pero útil guía de cómo mantenerse bien a cualquier edad.

1. Limpieza diaria. Parece evidente, pero en el día a día nuestra piel sufre la presencia de los radicales libres, además de la contaminación ambiental. Una buena higiene diaria es imprescindible, no solo para mantener esta en perfectas condiciones, sino para que los productos que se utilicen surtan efecto.

2.Hidrátate e incorpora antioxidantes a tu dieta. Una buena forma de mantener la piel saludable es incorporando alimentos ricos en antioxidantes como frutos rojos. Y, sobre todo, beber agua, ya que así se evita que el cutis pierda elasticidad. Otra manera de incorporar antioxidantes, e hidratarse a la vez, es a través de zumos verdes. Por ejemplo, los batidos de espinacas son un fuente importante de vitaminas.

3. El contorno de ojos. A edades tempranas suele ser el típico producto que no se utiliza, pues no parece ser de mucha utilidad. Sin embargo, la piel que rodea los ojos es más fina que la del resto del rostro, por ello es más susceptible a la aparición de las arrugas de expresión.

4. El ejercicio es un gran aliado. Además de mantenerte en buena forma, es importante adquirir una buena rutina de entrenamiento, sobre todo a edades tempranas. Ya que retrasa la aparición la aparición patologías como la artrosis.

5. No usar toallitas desmaquillantes de forma habitual. Pues, a pesar de su nombre, no elimina completamente todo el maquillaje.

6. Exfolia la piel. La piel se regenera de forma natural cada 28 días, es importante exfoliarla una vez al mes para ayudar a que se produzca correctamente esa regeneración.

7. Usa un buen tónico. Ayuda a equilibrar el PH de la piel, además de eliminar los restos de cal que quedan tras aclararse el rostro.

8. Protección solar ante todo. Unos de los factores que más deteriora la piel es el sol. Por este motivo, es importante hacerse con una buena protección solar.

9. Consume proteínas. Ya que aumentan la tonificación de la piel y previenen el descolgamiento.

10. Descansa. No se trata de 'forzar la maquinaria' al máximo, el cuerpo tiene unos tiempos que hay que respetar para que se pueda recuperar. La falta de sueño, no solo se manifiesta en la apariencia de la piel, sino que además, afecta al organismo y al rendimiento. Y, por ello, es importante que dormir el tiempo necesario.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas