Despliega el menú
Aragón

El Miguel Servet deriva al día una media de 12 pacientes al Militar

El director del hospital dice que las obras para la nueva unidad de Psiquiatría "van un poco retrasadas", pero avanzan.

El hospital Militar esta situado en Vía Ibérica y da servicio a la población de Valdespartera y Casablanca.
Los médicos del Militar acusan al Salud de "poner en peligro" el futuro del hospital
Raquel Labodía

Las obras de la nueva unidad de Psiquiatría del Miguel Servet de Zaragoza continúan y ya se ha empezado a trabajar y tirar tabiques en la tercera planta, donde estará ubicado el nuevo servicio. Esto obligó ya desde mediados de julio a tomar algunas medidas, entre otras, la derivación de pacientes al hospital General de la Defensa. Cada día se traslada de media a una docena de enfermos al Militar, la mayoría de Medicina Interna.

En el acto de inauguración de la nueva cafetería del centro sanitario, el director del Servet, Juan Ramón Portillo, reconoció que las obras van un poco más retrasadas de lo que se quería, pero, aseguró, "van bien". Admitió en ese sentido que se han producido "incomodidades" para los pacientes de algunos servicios, como los del hospital de Semana, que ocupaban la tercera planta y han sido desplazados.

Algunos usuarios de esta unidad han denunciado los graves trastornos que se han generado y la reducción de camas disponibles para atenderlos en unas condiciones adecuadas. Algo que admitió el responsable del hospital. "En estos momentos solo tenemos siete camas para ellos, pero si todo va bien, en dos meses pasaremos a tener la misma dotación de camas que antes y le buscaremos un lugar definitivo", manifestó el director del Miguel Servet. Aunque no quiso adelantar su nueva ubicación una vez que terminen las obras, el gerente del Miguel Servet ya avanzó en julio que el hospital de Semana pasará a ocupar el área que queda libre de Hemodiálisis, en la planta baja del edificio General. "En un año todo se habrá olvidado", apostilló.

Por otra parte, Portillo destacó la colaboración que existe con el hospital General de la Defensa, que ha puesto a disposición del Servicio Aragonés de Salud 12 camas de Psiquiatría, 20 de geriatría y 35 de Medicina Interna durante las obras. Los militares ceden el espacio, pero los trabajadores son del Salud. Precisamente, la mayoría de pacientes derivados desde el Miguel Servet son de Medicina Interna, ya que los trabajos han obligado a cerrar camas de este servicio. Lo que los responsables sanitarios intentan evitar con este traslado de pacientes es que las Urgencias de este hospital se colapsen por falta de camas de Medicina Interna para poder ingresar a enfermos.

Etiquetas
Comentarios