Aragón
Suscríbete por 1€

El Clínico participará en la segunda fase del ensayo para la vacuna del alzhéimer

Grifols, a través de Araclon Biotech, comenzará en octubre las pruebas en 120 pacientes de 22 centros, 18 españoles.

Los profesionales de Araclon Biotech llevan trabajando contra el alzhéimer desde 2004.
Una vacuna contra el alzhéimer hecha en Aragón logra una patente europea
heraldo

La posible vacuna contra el alzhéimer dará un nuevo paso en octubre. El mes que viene comenzará la segunda fase del ensayo clínico en la que se probará este producto y en la que participarán 120 pacientes de 22 centros sanitarios, 18 de ellos españoles, dos franceses, uno en Suecia y otro en Italia. El Clínico de Zaragoza será uno de los que se sumarán a la iniciativa y podrá hacer selección de posibles candidatos al estudio.

La compañía Grifols, a través de la empresa de origen aragonés Araclon Biotech, prevé que esta fase II dure aproximadamente dos años. Tras los buenos resultados de la primera parte del estudio, en este periodo, entre otras cuestiones, se pretende establecer la dosificación de producto que habrá que suministrar y ampliar los datos de seguridad y tolerabilidad del tratamiento obtenidos previamente.

En principio, serán los profesionales e investigadores los que determinen qué personas participarán en este ensayo. Podrán formar parte de la investigación personas de entre 55 y 80 años que no hayan desarrollado síntomas de demencia o tengan deterioro cognitivo leve.

No obstante, las fuentes consultadas se muestran cautas a la hora de adelantar cuándo podrá estar la vacuna en el mercado, ya que una vez concluida esta segunda fase, todavía se estará a la espera de comprobar la eficacia clínica en una tercera, que puede también tardar varios años.

Pero, ¿cómo actúa esta vacuna? El elemento diferenciador de esta es que trabaja para generar anticuerpos que contribuyan a reducir la proteína beta-amiloide, que es un elemento clave en el proceso de la degeneración cognitiva.

No obstante, la compañía, a través de Araclon Biotech, también tiene abiertas otras líneas de investigación. Entre otros avances, ha desarrollado un test de diagnóstico que permite la "detección y cuantificación en sangre de algunas variantes de la beta-amiloide". Este test ya está disponible para el ámbito de la investigación y en los próximos años, se prevé que resulte "de gran ayuda para identificar a las personas con riesgo de padecer alzhéimer para que puedan recibir un tratamiento preventivo que impida su desarrollo", aseguran desde la compañía.

El alzhéimer es una patología neurodegenerativa caracterizada por la muerte de neuronas en el cerebro. La importancia de todas las investigaciones que están en marcha es que actualmente es una enfermedad incurable y los expertos la consideran la epidemia del siglo XXI. De hecho, es la causa de demencia más común e implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para llevar a cabo actividades cotidianas. En Aragón, más de 25.000 personas padecen esta enfermedad, pero la realidad es que pueden ser muchas más porque hay muchos enfermos que están sin diagnosticar. La dolencia tiene una incidencia mayor en personas que superan los 85 años (la padece el 30% de este sector de la población).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión