Despliega el menú
Aragón

Aínsa y Monzón estrenan instalaciones para dar cabida al incremento de alumnos

La apertura oficial se realizó en un colegio oscense que ha subido en matrículas con el aula de 2 años y el cambio horario.

El colegio Asunción Pañart de Aínsa estrenó ayer la ampliación del comedor.
El colegio Asunción Pañart de Aínsa estrenó ayer la ampliación del comedor.
CEIP A. P.

Frente al descenso generalizado de alumnos de infantil que se ha producido este año en Aragón, con 532 menos que el curso pasado, hay algunas localidades y centros que se salvan como Aínsa o Monzón, donde ayer estrenaron instalaciones para dar cabida al aumento de matrículas.

En otros casos, han sido medidas especiales como las aulas de escolarización tempranas o los programas singulares los que han provocado un aumento de estudiantes. Así ha ocurrido en el colegio El Parque de Huesca, que tuvo una mediática vuelta al trabajo por la visita del presidente de Aragón, Javier Lambán, y de la consejera de Educación, Mayte Pérez. Ambos eligieron este centro para inaugurar oficialmente el curso por ser un ejemplo de que "cuando realmente existe una apuesta seria por la escuela pública, los ciudadanos acaban prefiriéndola a cualquier otra fórmula educativa", resaltó Lambán.

Y es que el colegio, uno de los tres en Aragón en los que ya se implantó el año pasado la escolarización anticipada a los dos años, ha experimentado un aumento de matrícula, como explicó su directora Reyes Lobera. Para el aula de dos años han recibido el doble de solicitudes que plazas disponibles (18), y además cuentan con 37 matrículas en tres años, "que supone un incremento respecto a cursos anteriores". Un "éxito" que atribuyó también a la nueva jornada continua y al currículum integrado de música que permite a los alumnos acabar su etapa escolar con el Grado Elemental.

El presidente Lambán destacó que pese al descenso demográfico, el departamento tiene 170 millones más de presupuesto que el que heredaron del Gobierno PP-PAR, y que las nuevas políticas han permitido mantener 61 colegios con menos de seis alumnos, "lo que significa asegurar la pervivencia de esos municipios".

Mientras, la consejera Mayte Pérez se refirió a la demanda de más recursos del colegio Pío XII de Huesca para atender al alumnado con necesidades especiales y resaltó que quiere "garantizar" un reparto equitativo de estos estudiantes en cumplimiento de la sentencia del TSJA, "pero las cosas no son sencillas y no se hacen de un día para otro", añadió.

Los alumnos del colegio Asunción Pañart de Aínsa estrenaron ayer las obras que se han acometido este verano cerrando el porche para ampliar el comedor "porque ya no cabíamos" y adecuar una sala de psicomotricidad, explicó el director, Israel Fuentes. Y es que por segundo año consecutivo la vía de tres años comienza desdoblada con 39 alumnos y mantienen dos aulas prefabricas en 4º de infantil. Por ello, esperan que en 2018 se acometa la ampliación del centro "ya que hay previsión de volver a desdoblar y harían falta más aulas".

También el aumento de diez matrículas en el Centro de Educación Especial La Alegría de Monzón, el único de estas características que existe en la provincia de Huesca, ha obligado a instalar tres aulas en el nuevo y cercano colegio Monzón III. La medida es provisional y la dirección por ahora no tiene constancia de que Educación tenga previsto ampliar La Alegría a corto plazo.

En Fraga, el cierre de una de las dos aulas de infantil del colegio concertado Santa Ana ha tenido su reflejo en el incremento de matriculaciones del centro más nuevo, el María Moliner, que suma 255 alumnos, llenando todas las plazas disponibles, y ha tenido que abrir un aula de infantil.

Etiquetas
Comentarios