Despliega el menú
Aragón

Griegos: el frío se combate con el calor del romance

Gregorio Gómez, de Griegos, ha editado este año (con ilustraciones de su hermano Luis) el ‘Romance de ciego’ que se recita desde hace veinte años en las Bodas de Isabel de Segura.

Gregorio Gómez, escritor de Griegos
Gregorio Gómez, escritor de Griegos
Laura Uranga

Gregorio Gómez Domingo nació en Griegos en 1929. Escritor y humanista, radicado en su pueblo natal, ha gozado de una vida larga y llena de emociones. A su avanzada edad, y con el apoyo de la familia (su hermano Luis se ha encargado de la parte gráfica) ha editado este año en formato arrevistado y bilingüe (español/inglés) su ‘Romance de ciego’, que desde hace veinte años sirve de conclusión para las Bodas de Isabel de Segura con Pedro de Azagra, representación que cada febrero recuerda en Teruel la historia de los Amantes. Se han impreso un total de 700 ejemplares, repartidos gratuitamente por los hermanos; un número que la aclamación popular hará crecer.

Gregorio es uno de esos humanos que ha hecho del conocimiento afán, y de la expresión escrita un pulido y apasionado viaducto de salida a sus inquietudes de cabecera. Don Gerardo, su padre, fue oficial mayor del Ayuntamiento de Teruel, y se hizo famoso en toda la provincia por la destreza exhibida en la narración costumbrista, que generaba con el sobrenombre de El Duende del Castillejo. Gregorio dirigió a su vez el archivo Municipal de Teruel, estudió Humanidades en Albarracín y Filosofía, Historia y Literatura en Barcelona.

Griegos: el frío se combate con el calor del romance

"Griegos estaba originariamente mucho más alto, cerca de lo que es La Muela de San Juan, pero los romanos preferían un lugar más bajo, bañado por un río, y la localización cambió". Gregorio disfruta hablando de la historia remota de su pueblo, aunque Miguel Ángel –uno de sus hermanos menores, presente en la charla– avisa de que su prodigiosa memoria tiene ya ciertas lagunas propias de la edad. Tras diversas reflexiones históricas de su hermano mayor, toma la palabra para hablar de la última contribución que hicieron Gregorio y Luis a la celebración de los Amantes.

"Hace medio siglo se celebró la fiesta de los 750 años de los Amantes, y nos impactó mucho. Mi hermano Luis, catedrático jubilado de dibujo y pintor, reside desde hace casi cuarenta años en León, pero tiene muy presente a Teruel. De hecho, guardaba fresco el recuerdo de esa efeméride de hace cincuenta años. Como se acercaban las celebraciones del octavo centenario, quiso plasmar su recuerdo en una obra gráfica. Por ello decidió emprender una colección de óleos que relata toda la historia de Isabel y Pedro, y que se expondrá próximamente. Mi hermano Gregorio es muy amigo de la gerente de la Fundación Amantes, Raquel Esteban, y ella fue la principal impulsora de que el ‘Romance de ciego’ formara parte de la celebración todos estos años". El propio texto de la celebración de las Bodas también se hizo bajo la supervisión de Gregorio.

Un relato periodístico

El ‘Romance de Ciego’ es una crónica fidedigna y documentada (en verso, mayormente de rima asonante) de todos los hechos relativos al amor entre Isabel y Pedro. Como la celebración de cada febrero ha crecido de un modo desmesurado, y las calles de Teruel se llenan de turistas todos los años, se pensó en hacer un texto bilingüe y complementarlo con 21 ilustraciones de Luis en blanco y negro. "Lo que se quería –aclara Miguel Ángel- era darlo a conocer más; el reparto inicial se ha hecho entre amigos y allegados, la vocación es simplemente divulgativa, de servicio. Nosotros vivimos mucho tiempo junto al mausoleo de los Amantes, cerca de la iglesia de Sen Pedro: nos encantaba acompañar a los turistas". La presentación oficial fue el pasado 29 de mayo en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Teruel. Jesús Cuesta, quien se encarga año tras año de recitar el romance, se vistió de época para la ocasión y remedó su tarea habitual de febrero en esta cita primaveral.

Gregorio ha escrito más piezas de temática amantista, con mención especial para ‘Romance del amor hallado’ (1997), editado por el Centro de Iniciativas Turísticas, y ‘Poesía de los Amantes de Teruel’ (2000). También son recordadas unas jotas suyas para la Sección Femenina en los años cincuenta, amén de libretos teatrales como ‘Llegada de Jaime I a Jérica’ o el sainete ‘El engañador engañado’. Vivió 23 años en Guatemala, a donde llegó con una beca de estudios del gobierno español, y allí dirigió la emisora Radio Quiché, además de impartir clases de literatura y dirigir la escuela de magisterio de la universidad estatal.

Quietud y embrujo

Las calles de Griegos son un remanso de paz, iluminadas en verano por un sol que no quema. Los versos que enhebra Gregorio tienen la virtud de imbuir de luz a su pueblo, villa orgullosa de albergar al que sigue siendo su hijo más laureado. Un hombre capaz de dar telón a ese ‘Romance de ciego’ con versos como los que siguen: ‘Enamorados del mundo/ amantes sobre la tierra,/en Teruel alzó el amor/un templo en que se veneran/los hechos de dos amantes/que cual ejemplo presenta./Venid aquí a renovar/esos lazos que os estrechan,/que el amor se siente vivo/más allá de la existencia’.

Uno de los pueblos más fríos (¿el más frío, quizá?) de toda España a lo largo de la historia

Griegos está a 1.600 metros de altitud; un guarismo similar al que presentan algunos de sus municipios vecinos... pero año tras año el mercurio baja un poco más allí que en otros sitios. Los lugareños dicen que se han acostumbrado, que las casas están preparadas a tal efecto y que con una buena previsión de abrigo el asunto no es tan terrible, pero para el resto de los humanos, las cifras asustan un poco. De hecho, lo habitual es que se registren heladas entre 150 y 200 días al año, con una temperatura media anual que no sube de ocho grados y mínimas invernales dignas de la estepa siberiana, con veinte y treinta grados bajo cero. En verano hay diferencias extremas, que pueden llegar a los treinta grados durante el día y a rozar el cero por la noche, con notables accesos de sequía estival en los meses de julio y agosto. En los mapas meteorológicos regionales, Griegos aparece siempre junto a Calamocha o Aliaga en la parte más azul de la escala cromática asociada a las temperaturas. Dado que se trata de una zona con alta tasa de humedad, la sensación térmica en invierno es aún más extrema.

El esquí de fondo en La Muela de San Juan es un aliciente en alza para el turismo deportivo

Los 15 kilómetros aptos para el esquí nórdico en La Muela de San Juan, dentro del término municipal de Griegos, conforman uno de los nueve espacios nórdicos de Aragón, concentrados en su práctica totalidad dentro de la provincia de Huesca. Desde el año 2014 y hasta 2024, la gestión de este espacio iba a corresponder a la comarca de la Sierra de Albarracín, pero la responsabilidad ha regresado este año al Ayuntamiento de Griegos, empeñado en potenciar su empleabilidad y rendimiento. Se han iniciado los trabajos para la preparación de un nuevo trazado, con ancho de cuatro metros y una longitud similar a la existente, circunscrito además por completo a terrenos de Griegos; el trazado preexistente se adentraba por momentos en Guadalaviar. La pista irá por la zona de umbría, para conservar mejor la nieve. La empresa Rock&Go Events, radicada en Albarracín, se ha venido distinguiendo como motor de actividad en forma de marchas, trails y rutas: en verano se diversifican a otras actividades propias de la estación: senderismo y cicloturismo son las opciones más populares. Además, se dispone del hostal La Muela de San Juan como soporte hostelero para la actividad.

LOS IMPRESCINDIBLES

La Casa de las Mariposas

En el propio Ayuntamiento hay un espacio expositivo en el piso superior dedicado a la entomología, con una variada muestra de coleópteros, dípteros, hemípteros, himenópteros, odonatos u ortópteros de la zona

Iglesia de San Pedro

La iglesia parroquial del pueblo fue parcialmente derrumbada en la guerra civil. Data del siglo XVI y está hecha en mampostería. Tiene dos capillas y una torre en los pies. La patrona del pueblo es la Malena (Santa María Magdalena).

Longevidad

La esperanza de vida en Griegos es de 91,4 años. La elevadísima cifra ha llamado la atención al mismo nivel que la de sus temperaturas. La familia Gómez, desde luego, es un buen paradigma de esa realidad.


Etiquetas
Comentarios