Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sangarrén: las palabras que no se lleva el viento

La Asociación Cultural Cherada celebra este año tres décadas de funcionamiento, con la cultura diversa como enseña.

José Antonio Lorés, presidente de Cherada, en la puerta del Castillo de Sangarrén.
José Antonio Lorés, presidente de Cherada, en la puerta del Castillo de Sangarrén.
Laura Uranga

La Asociación Cultural Cherada de Sangarrén cumple treinta años en este 2017. Tres décadas de esfuerzo mancomunado con una máxima sacada de Bias de Priene, uno de los siete sabios de la antigua Grecia: ‘El saber es la única propiedad que no puede perderse’. Desde hace quince años, la mitad de su trayectoria, José Antonio Lorés lleva las riendas de este colectivo que fundara el teólogo seglar e investigador Jesús Brau, y que trata de ir más allá de los tópicos con una línea de actuación en la que prima la heterogenia.

Lorés, ya jubilado, dedicó su vida laboral al sector de los seguros. Con lo del asociacionismo cultural mantiene una relación ambivalente. "Siempre digo que muchas veces, más que un cargo, es una carga –ríe– pero se asume con gusto porque somos un grupo muy cohesionado, que hace las cosas con ilusión y trata de tocar muchas áreas de interés. Además, el tema del relevo está en vías de resolverse, porque ha entrado gente joven que, ojalá, continúe con la actividad en el futuro. Sus aportes ya han servido para que las actividades vayan atendiendo a gustos diversos y públicos de todas las edades".

Video:Sangarrn las palabras que no se lleva el viento

Cherada tiene 170 miembros: la población censada de Sangarrén apenas supera las 200 personas. "Muchos miembros son residentes en el pueblo, pero también tenemos gente nacida aquí y que se fue a ciudades de toda España; sin embargo, siguen ayudando a distancia y expresando su orgullo por las iniciativas de Cherada", aclara José Antonio.

Ciclismo, humanismo, música...

Cherada ha traído al pueblo conferenciantes y artistas muy interesantes en los últimos años, con el salón de actos del remozado castillo de Sangarrén (curiosa mezcla de edificio histórico y moderno) como sede. De entre los oradores destaca poderosamente la figura del humanista Carlos Díaz, fundador del círculo Emmanuel Mounier, que trabaja entre España, México, Argentina y Paraguay. Otro éxito de público fue la charla del ciclista Fernando Escartín, el ídolo de Biescas, vencedor en 1999 de la etapa reina en el Tour de Francia. Otro deportista destacado que pasó este año por Sangarrén fue el himalayista Lorenzo Ortas. En la parcela médica se contó con el jefe de traumatología del hospital de Barbastro, Pablo Peleato, de amplia experiencia profesional a ambos lados de Atlántico.

Cherada tiene una gran relación con el grupo de Teatro de Robres, que suele traer todos sus montajes al pueblo: el último, las ‘Bodas de sangre’ lorquianas. En la parcela musical, las recientes intervenciones del Cuarteto Sibelius y el tándem formado por María José Hernández (voz) y Joaquín Pardinilla (guitarra) han quedado marcados en rojo dentro del calendario de la asociación y del pueblo. También brilló esta primavera la exposición fotográfica ‘Miradas de Sangarrén’, del colectivo Masquemedios.

Lorés tiene un orgullo especial en su gestión: el libro de Jesús Brau. "Que Cherada pudiera editar el libro ‘Luces y sombras de Sangarrén’ (2012), de Jesús Brau, es algo muy importante para nosotros. La presentación fue en el jardín de mi casa, porque a última hora y con todo el mundo invitado, nos dijeron que no era posible utilizar el local del Castillo por un problema logístico. Lo que importa, eso sí, es el trabajo investigador de Jesús y el legado que deja a Sangarrén".

LOS IMPRESCINDIBLES

Iglesia de San Francisco

El templo parroquial está dedicado a San Francisco de Asís. Se trata de un edificio barroco, construido a principios del siglo XVIII y restaurado (especialmente en las fachadas) en 2010.

Miguel Carcasona

El escritor sangarrino ganó en 1996 el premio Isabel de Aragón de poesía, aunque sus libros de relatos han tenido un mayor reconocimiento: destacan ‘Esquirlas del espejo’ y ‘Un ojo siempre parpadea’.

De luces y sombras

Jesús Brau Grasa es el autor del libro ‘Luces y sombras de Sangarrén’, una mirada retrospectiva al siglo XX del pueblo, con referencias genealógicas, históricas, culturales y sociopolíticias.

- Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión