Aragón
Suscríbete por 1€

Los vigilantes de instalaciones militares en Aragón ven reducido su salario un 40%

Van a convocar su segunda huelga el 7 de septiembre contra la empresa Marsegur, que se llevó el concurso.

El cuartel Sancho Ramírez de Huesca es una de las dependencias con vigilantes de seguridad.
Los vigilantes de instalaciones militares en Aragón ven reducido su salario un 40%
Javier Broto

Los vigilantes privados que trabajan para el Ministerio de Defensa en Aragón denunciaron ayer que la compañía Marsegur, adjudicataria del servicio en toda España desde mayo, les ha rebajado los salarios un 40%, entre 500 y 600 euros, por debajo de convenio. De esta manera, ahora cobran ahora entre 700 y 800 euros mensuales, incluida la parte de la prorrata de las pagas anuales.

Para denunciar públicamente su situación laboral, los vigilantes de seguridad van a convocar el próximo día 7 de septiembre la segunda huelga en las dependencias militares que tienen a su cargo en las provincias de Huesca y Zaragoza. Así lo anunció ayer un representante sindical de CSI-F. "Van a movilizarse nuestros compañeros de Canarias ese día y nos vamos a solidarizar, como ya hicimos en julio", señaló.

Es la segunda movilización de los empleados de Marsegur desde que el Ministerio de Defensa adjudicó el contrato para la vigilancia de sus instalaciones en toda España, servicio en el que trabajan 900 guardias privados. La primera vez, los días 27 y 28 de julio, participó el 100% de los trabajadores. Aun así, la empresa intentó "boicotear" la movilización llevando trabajadores de otras comunidades a los que dijo que hacía falta más empleados pero no por una huelga, denuncian los trabajadores.

Los trabajadores creen que la nueva empresa adjudicataria guarda vínculos con la anterior, Seguridad Integral Canaria, pero que como esta ha tenido problemas judiciales se ha cambiado el accionario pero es la misma matriz. "Al tener varios procesos judiciales abiertos, decidieron crear otra nueva sociedad para acceder al concurso del Ministerio de Defensa para que les adjudicara el contrato entre las seis que se presentaron", agregó.

Los trabajadores achacan la situación a la baja temeraria en el contrato con el Ministerio de Defensa. El presupuesto de licitación era de 32 millones y Marsegur se lo adjudicó por 15 más IVA. "Todo eso repercute en nuestras nóminas, con una rebaja del 40%, porque esta empresa está aplicando un convenio colectivo propio, ya que se descolgó de los convenios nacionales, y aunque lo tiene suspendido por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, que han dicho que es una normativa lesiva para los trabajadores, lo sigue aplicando", aseguró un empleado, quien indicó que además se están incumpliendo las condiciones del contrato con Defensa porque no se dispone del suficiente personal.

"No entendemos que el Ministerio de Defensa, que tendría que velar para que sus instalaciones se vigilen correctamente, mantenga el contrato sabiendo que hay todos estos problemas y que se consienta que se siga aplicando un convenio que está suspendido", agregó uno de los vigilantes afectados.

Subrogación de trabajadores

La anterior adjudicataria, Seguridad Integral Canaria, subrogó a los trabajadores. Con el convenio de Marsegur, un trabajador a media jornada que hasta el mes de mayo cobraba 750 euros, ha pasado a tener una nómina de 400 euros. La pérdida para quienes están a jornada completa es de unos 500 euros al mes, y además a algunos empleados se les adeudan unos 2.000 euros, según han denunciado desde los sindicatos. "En la última nómina algunos han cobrado 720 euros, lo que roza el salario mínimo interprofesional. Es una vergüenza".

Los sindicatos han puesto los hechos en conocimiento de la Inspección de Trabajo denunciando la modificación sustancial de sus condiciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión