Aragón
Suscríbete por 1€

Adrián Franco: "La carrera científica tiene una incertidumbre atroz"

El zaragozano de 23 años fue número uno en su promoción en Física y Matemáticas en la Universidad de Zaragoza. Hoy prepara su tesis en Canadá.

Adrián Franco, hace unos días en Zaragoza.
Adrián Franco: "La carrera científica tiene una incertidumbre atroz"
Raquel Labodía

¿Cómo son los inicios de alguien con altas capacidades?

Tanto como altas capacidades... Estudié en el colegio Romareda –de Zaragoza– y se me daba bastante bien la ciencia. Como mostraba interés, hubo un profesor que me daba libros de Física y Química de cursos superiores. Mis padres me llevaron a la Asociación Aragonesa de Altas Capacidades, donde empecé a hacer distintas actividades. Desde pequeño, yo sabía que me quería dedicar a la investigación científica.

¿Cómo cree que se trata este asunto nivel educativo?

Yo tenía facilidad para los estudios, pero nunca tuve esos problemas de adaptación de los que se escucha hablar. En segundo de la ESO, un profesor me dijo que debía insistir en el tema de la flexibilización curricular. Aunque esto se suele hacer en primaria, desde el colegio se me apoyó y cursé tercero y cuarto de ESO al mismo tiempo.

Y luego también estudió Física y Matemáticas a la vez.

Sí. Empecé Matemáticas y al año siguiente Física. Desde la facultad se nos apoyó mucho a los que queríamos cursar el doble grado. Cuando acabé Matemáticas lo hice junto con el máster que estaba cursando en el Instituto Perimeter de Física Teórica, en Waterloo (Canadá).

¿Tenía tiempo para hacer otras cosas?

Sí. Trabajé bastante pero no hasta un punto insano. Empecé con la escuela de idiomas y continué dando clases de violín en el conservatorio. No soy muy bueno, es más un ‘hobby’. Mis padres se esforzaron en darme una educación muy completa y ahora lo agradezco. Soy una persona a la que le afecta mucho el ‘horror vacui’ en su horario.

Ahora ha vuelto a Aragón con los líderes de su campo.

Sí. La verdad es que eso me ha hecho mucha ilusión. Yo no era consciente de que el Centro de Ciencias de Benasque atrae a gente tan importante y eso nos pone en el mapa. Recuerdo llegar a Canadá hace unos años y ver gente con camisetas de Benasque y utilizarlo como referencia para decir dónde había nacido.

Una vez finalice el doctorado, ¿qué le gustaría hacer?

Quedarme en el instituto canadiense como investigador. Ahora mismo esas plazas están asociadas a labores docentes en la universidad, cosa que a mí también me encantaría hacer.

¿Siente que, por su trayectoria, se espera mucho de usted?

El primero que se pone las expectativas soy yo. Soy inconformista. Tengo aspiraciones de trabajar en lo que me gusta y ser bueno en ello. La carrera científica es muy dura y vocacional y tiene una incertidumbre atroz. Mientras aprendes estás en una burbuja y piensas: «Esta gente se puso a pensar y le salió esto, qué bonito». No es tan fácil. Tienes que darte con una pared de ladrillos una y mil veces.

¿Se ha sentido alguna vez un genio?

No, qué va. Sí que he visto que yo, en algunas ocasiones, tenía más facilidad para aprender ciertas materias que otra gente a mi alrededor, pero también se ha dado la situación inversa. A medida que avanzo en mi carrera me he ido encontrando gente que de verdad te sorprende, aunque yo no me considero uno de ellos. También pienso que va de la mano el hacer lo que te gusta con ser mejor en ello. Y nos gusta lo que se nos da bien. Es un círculo.

¿Notó un gran salto cuando se fue a Canadá?

No, en ningún momento. Al máster que yo hice va gente de perfiles muy diversos, cada uno con su historia. Iba ahí a aprender y si me seleccionaron es porque mi formación anterior era adecuada. Yo tengo el recuerdo de adaptarme bastante bien.

¿Se pone como meta ganar algún día el Premio Nobel?

El Premio Nobel no lo es todo en física, aunque tiene una publicidad y una mitología brutales. Hay gente muy buena que no ha obtenido nunca este galardón. A mí me gustaría ser capaz de hacer aportaciones importantes. Evidentemente, todo el que lo recibe es porque realmente ha hecho una contribución relevante, pero tampoco es algo distintivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión