Aragón
Suscríbete por 1€

Piscinas naturales para perros... y sus dueños

Deshacerse de las altas temperaturas con un baño en plena naturaleza no es un placer exclusivo para humanos.

Aragón ofrece varias alternativas para disfrutar de un baño refrescante junto a los perros.
Aragón ofrece varias alternativas para disfrutar de un baño refrescante junto a los perros.
Pixabay

No solo los humanos disfrutan de las vacaciones. Los perros también se divierten durante el periodo estival acompañando a sus dueños en los paseos y excursiones. Por eso, y para huir de las altas temperaturas, Aragón ofrece varios espacios naturales donde es posible darse un chapuzón junto a las mascotas.

Aunque no existe una normativa específica que regule el acceso de los canes a estas zonas, ya que se trata de superficies abiertas, el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón tiene catalogadas 14 'playas continentales' en las que el baño está permitido.

En cuanto a la oferta de estos espacios naturales, la provincia de Huesca se coloca en primera posición. El Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (Náyade) recoge 9 enclaves a los que los perros pueden acceder para zambullirse junto a sus dueños. El río Alcanadre en Bierge, los embalses de Bubal en Biescas, el de Joaquín Costa en La Puebla de Castro y el de Lanuza en Sallent de Gállego, el río Ara a su paso por Boltaña y Fiscal, los ríos Bellós y Cinca en el término municipal de Puértolas y el río Subordan en el Valle de Hecho son algunos de los rincones fluviales que atesora la provincia.

Teruel también dispone de varias alternativas para compartir una jornada a remojo con los canes. Los embalses del Arquillo de San Blas, junto a la capital mudéjar, y el de Valbona son buenas opciones para deshacerse del calor estival. Además, las playas fluviales del río Bergantes en Aguaviva disponen de la condición de aptas para el baño. En Zaragoza, las posibilidades se reducen notablemente. Solo el pantano de Mequinenza, en Caspe, cumple los parámetros de calidad requeridos.

¡Qué vida más perra!

Los perros urbanitas también pueden disfrutar de un baño en la ciudad. La residencia canina Don perro, ubicada en Zaragoza, dispone de una piscina exterior a la que los canes aficionados a la natación pueden acudir de mayo a septiembre. Aunque el agua no gusta a todos por igual. Según explica Noelia Vivas, cuidadora del centro, "es raro encontrar a un labrador o a un golden retriever al que no le apetezca bañarse, pero, por ejemplo, pasa lo contrario con los bulldog".

Por 30 euros al mes, o 3 al día, las mascotas pueden refrescarse durante media hora en este espacio dedicado exclusivamente a ellos. No solo se trata de disfrutar del chapuzón, nadar también es una práctica recomendada por los veterinarios para ayudar a los perros que han sido intervenidos en sus procesos de recuperación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión