Aragón
Suscríbete por 1€

La plantilla de la DGA ha aumentado en 2.400 personas en cinco años y medio

Los últimos datos oficiales, a fecha diciembre de 2016, reflejan que más de 53.000 personas trabajan para la administración en Aragón.

IU propondrá abrir las vallas del Edificio Pignatelli
Imagen de archivo del Edificio Pignatelli.
HA

A finales del año pasado, los distintos órganos de la administración autonómica aragonesa sumaban 53.003 empleados en total. Esta cifra, extraída del Boletín estadístico del personal al servicio de la Comunidad Autónoma de Aragón, refleja un crecimiento de 2.400 trabajadores públicos desde junio de 2011. Una evolución al alza que contrasta con la que ha seguido el número de funcionarios al servicio de la administración estatal en la Comunidad pues, según los datos del Registro Central de Personal del Ministerio de Hacienda, en el mismo periodo esta plantilla se ha visto mermada en casi la misma cantidad de trabajadores.

Los datos facilitados por el Gobierno de Aragón en un documento estadístico recogen que el grueso de sus empleados se reparte en dos áreas: sanidad y educación. A finales de 2016 el Servicio Aragonés de Salud tenía una plantilla formada por 23.759 trabajadores, mientras que el número de empleados adscritos al departamento de Educación, Cultura y Deportes ascendía a 18.615 personas. Tras Sanidad y Educación, el tercer departamento con más trabajadores es Ciudadanía y Derechos Sociales (3.033 empleados), seguido de Desarrollo Rural y Sostenibilidad (1.861) y Presidencia (1.748).

Aunque docentes y sanitarios representan son las dos figuras más numerosas en la plantilla de la DGA, la evolución de los dos grandes departamentos a los que están adscritos no ha sido solo ascendente durante el último lustro, de hecho, ha resultado bastante irregular experimentando subidas y bajadas de personal prácticamente cada ejercicio.

Todo lo contrario ha sucedido en la plantilla de la administración general del Estado en la Comunidad: desde enero de 2011, cuando en Aragón había unas 24.200 personas adscritas a alguno de los órganos de la administración central, este personal no ha dejado de mermar hasta situarse en enero de este año ligeramente por encima de los 21.800 empleados.

Este descenso de efectivos está íntimamente ligado a varios factores. Por un lado, la reducción del número de entes públicos que se ha venido aplicando desde el año 2009. En plena crisis, sobre todo en aras del ahorro para las arcas públicas, el Gobierno suprimió numerosas empresas y otras entidades de derecho público, y con ellas desaparecieron miles de puestos de trabajo en todo el país. De forma igualmente negativa han influido las exiguas convocatorias de oposiciones estatales de los últimos años, que ni se acercaban a cubrir la tasa de reposición, generando un adelgazamiento de la plantilla de funcionarios.

El empleado tipo: mujer de mediana edad con título universitario

El informe estadístico del personal al servicio de la administración en Aragón ofrece cuantiosos detalles sobre los trabajadores, como edad, formación, antigüedad que acumulan en el puesto de trabajo o sueldo, entre muchos otros.

Así, es posible establecer que actualmente la mayoría de empleados de la DGA son mujeres (38.970 frente a 14.033 hombres) de entre 45 y 59 años de edad. Del total de empleados de la administración autonómica, algo más de 14.000 tienen el grado de doctor, licenciado, arquitecto o equivalente y unos 19.000 son ingenieros o arquitectos técnicos o diplomados universitarios. Cerca de 10.500 tienen el graduado escolar o una FP de primer grado y alrededor de 4.800 tan solo poseen el certificado de escolaridad.

Por antigüedad, el grueso de los empleados públicos al servicio de la DGA acumulan entre cuatro y nueve trienios de antigüedad, pero también hay un porcentaje importante de trabajadores (alrededor de 9.700 personas) con menos de tres años de trabajo en la administración. En el lado opuesto a estos funcionarios se sitúan tres trabajadores, que de acuerdo con los datos oficiales son las personas con más años de trabajo, pues acumulan 16 trienos o más, lo que se traduce en al menos 48 años de servicio.

La retribución más común en la administración autonómica aragonesa se sitúa entre los 20.000 y los 29.999 euros brutos (15.845 personas se sitúan en este tramo salarial), aunque por supuesto también hay sueldos mucho mayores y considerablemente menores. Diez personas perciben por su trabajo en la DGA 80.000 euros o más al año y hasta 920 cobran entre 60.000 y 79.999 euros. Pero no todo son retribuciones elevadas: al menos 4.379 personas tienen asignado un sueldo menor a 10.000, según la DGA, y 10.989 perciben entre 20.000 y 29.999 euros brutos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión