Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Subida al Acherito desde la Selva de Oza

Un precioso y muy conocido destino para "ibonear" en el Pirineo es Acherito, único ibón en la cabecera del Aragón Subordán, en el valle de Hecho. Es una bonita excursión para familias montañeras.

Acherito, un destino de lujo para bañarse en verano.
Acherito, un destino de lujo para bañarse en verano.
Marta Ferrer-Archivo Prames

El ibón de Acherito es junto con el francés lac d´Ansabère uno de los lagos de montaña de origen glaciar más occidentales de los Pirineos. Ocupa una extensión de 5,9 hectáreas y, aunque recoge las aguas del valle de Echo, administrativamente pertenece al municipio de Ansó. Es un precioso lago de aguas azules, rodeado por un hemiciclo de vistosas agujas calizas, entre la peña del Ibón/peña l´Ibon y la punta A Ralla (2.147 m), que constituyen la línea fronteriza con Francia. El camino ofrece vistas panorámicas inmejorables sobre el valle del Aragón Subordán, desde las montañas de Ansó hasta el Castiello d`Acher y el Bisaurín. A la belleza y riqueza natural del entorno, con distintas rutas senderistas marcadas, se suman los abundantes restos megalíticos de la zona. Esta ruta forma parte del recorrido de la Marcha de los Tres Ibones, popular evento senderista organizado por la Asociación Turística del Valle de Echo y que celebró en junio pasado su decimocuarta edición.

La ruta

Para iniciar la ruta tomaremos la carretera asfaltada HU-V-2131 que sube desde la localidad de Echo a la Selva de Oza. Al término del bosque y en el inicio del paraje de Guarrinza, la carretera se convierte en una pista ganadera de tierra. Tomaremos una pista que surge a la izquierda y cruza el río Aragón Subordán por un puente y que nos llevará en algo menos de un kilómetro hasta el puente de La Mina sobre el barranco de Acherito (1.210 m). La Mina es cruce y confluencia de diversos senderos señalizados como el GR 11 y la variante del Camino de Santiago GR 65.3.3, coincidente también con el camino transfronterizo GR-T 15 del puerto de Palo, antigua calzada romana. Tras dejar nuestro vehículo en el aparcamiento de Guarrinza, seguimos el GR-T 15, nada más cruzar el puente, muy cerca de una solitaria roca que atesora un centenario ejemplar de tejo. Remontamos primero el barranco de Acherito y luego su afluente de Las Foyas, por su margen izquierda.

A la altura del refugio de Lo Buxé, cruzamos el arroyo y abandonamos el trazado del GR-T 15 para seguir ganando altura en fuerte desnivel sobre el barranco de Las Foyas hasta el paso de Lo estreito de lo Buxé (1.590 m). Es un paso angosto entre rocas que marca una inflexión del camino hacia el Oeste. Abandonamos el barranco y, a partir de ahora, flanqueamos las faldas de mallo Cristian, atravesando sus extensas pedreras.

Disfrutamos con las vistas panorámicas sobre el valle del Aragón Subordán y llegamos finalmente hasta los pastizales en el umbral del ibón de Acherito (1.875 m). Ocupa un precioso hemiciclo rodeado de vistosas agujas de paredes calizas surcadas por numerosos canales de gelifracción, que alimentan los taludes de derrubios que llegan a alcanzar las azules aguas del ibón. Regresamos por el mismo camino, aunque también hay otras opciones como la circular que regresa por el barranco de Ferrerías, pasando antes por el dolmen de Acherito, pero esa es ya otra excursión.

Alta montaña

El disfrute de parajes como el del ibón de Acherito conlleva la realización de itinerarios de alta montaña que, en muchas ocasiones, solo son practicables para los senderistas durante los meses estivales.

Su longitud, desnivel, horarios y características del terreno hacen necesario tener una buena forma física, extremar las precauciones e incluso, en algunas ocasiones, permanecer en la montaña durante más de una jornada, circunstancias en las cuales los refugios guardados constituyen siempre un buen apoyo.

Los clubes de montaña o los guías profesionales son el mejor aval cuando no disponemos de los conocimientos específicos que requiere la alta montaña. Valorémoslo cuando estemos planificando la ruta.

-Más información en el suplemento Aragón, un país entre montañas.

Etiquetas
Comentarios