Aragón
Suscríbete por 1€

Monflorite-Lascasas: volar como águilas sobre la Sierra de Guara… y más allá

La escuela de vuelo sin motor enclavada en este municipio cercano a Huesca, donde hoy está el aeropuerto comercial, fue una de las más prestigiosas de España durante casi ochenta años.

El piloto Luis Ferreira, frente a la antigua escuela de vuelo sin motor de Monflorite.
El piloto Luis Ferreira, frente a la antigua escuela de vuelo sin motor de Monflorite.
Laura Uranga

En las fiestas de san Lorenzo de 1911, el oscense Gregorio Campaña se convirtió en el primer piloto en surcar los cielos de la comarca en un monoplano a motor. Aunque la experiencia inicial y las subsiguientes resultaron accidentadas, el hito era un hecho y supuso el pistoletazo de salida para una tradición que, lógicamente, ya es centenaria. El Aeroclub de Huesca y los primeros atisbos de actividad en la zona del Saso de Loreto convirtieron al área (entre los municipios actuales de Monflorite-Lascasas y Alcalá del Obispo) en una referencia para la aviación española, especialmente en los vuelos a vela o sin motor.

El oscense Luis Ferreira es piloto del Aeroclub Nimbus, que presidió durante una década. Escribió en 2011 el libro ‘100 años sobe Huesca’, una historia minuciosa de la aviación local desde el mentado 1911. Con los pies en tierra, justo en la cima de la ladera donde todo comenzó para la aviación a vela oscense, Ferreira hace memoria. "El vuelo de los hermanos Wright fue en 1903, y la fiebre de la aviación solo tardó ocho años en llegar a Huesca gracias a estos veleros que buscaban aprovechar el desnivel de este Saso de Loreto. Los aviones se lanzaban con unas gomas gigantes y, si el viento ayudaba, planeaban".

Monflorite-Lascasas: volar como águilas sobre la sierra de Guara... y más allá

Escuela modélica

Tras muchos experimentos fallidos y algunos pequeños éxitos, la década de los 30 del siglo pasado trajo una eclosión del vuelo a vela en la Hoya. El Huesca Aeroclub llegó en 1931, con el prototipo ‘Osca’ como bandera; en 1935 y 1936 se celebraron dos semanas especiales de vuelos que atrajeron a más de 1.000 pilotos. La contienda bélica supuso un frenazo para los vuelos deportivos, pero en 1940 se estableció la escuela de vuelo sin motor. Fue un capricho de Franco, por cierto, sabedor de la afición que había en la zona y las especiales condiciones que reunía para la práctica del vuelo.

"En Alemania, por el tratado de Versalles, no podían desarrollar la aviación a motor tras la Primera Guerra Mundial -aclara Ferreira- pero no hubo limitaciones para los vuelos sin motor. Franco quiso imitar ese modelo. En Huesca había buenos pilotos: algunos serían campeones del mundo y poseedores de récords planetarios. Llevaron el nombre de Huesca a todas partes".

La escuela vio pasar por sus aulas y hangares a más de 7.000 pilotos: se calcula que la mitad de los aviadores comerciales y deportivos de España de la segunda mitad del siglo XX fueron en algún momento inquilinos académicos de Monflorite.

El aeroclub Nimbus entró en liza en 1975 gracias al empuje de un grupo de amigos liderado por Pedro Toquero y Juan José Usero. Aunque comenzaron a operar en Castejón de Sos, muy pronto José Luís Yarza, jefe de vuelos de la Escuela de Monflorite, les autorizó a usar sus instalaciones. Desde 2006, el año de apertura del aeropuerto Huesca-Pirineos, la actividad comercial y el vuelo a vela convivieron -no sin dificultades- hasta 2013, cuando Nimbus se marchó a Santa Cilia de Jaca.

Volar como un águila

Ferreira empezó a surcar los cielos en 1995 por medio de Nimbus, y en 1997 también pasó por la mentada escuela de vuelo sin motor. El piloto recuerda bien los paradigmas básicos de aquellos años formativos. "El objetivo primordial cuando aprendías era llegar a la sierra de Guara, para recorrerla luego de Riglos a Rodellar. Los mejores alcanzaban el Pirineo y lo surcaban del Roncal a Andorra. En este aeródromo teníamos una buena zona técnica para aterrizaje y despegue, en una plataforma amplia, pero aquí lo normal eran vuelos de ‘palomar’, cortitos".

Sin embargo, hazañas como las del campeón del mundo Luis Vicente Juez escapan de esa tendencia. Obtuvo su título en el aeródromo de Cuatro Vientos en 1952, y siete años antes había conseguido una plusmarca mundial impresionante para la época, para cualquier época: 52 horas de vuelo ininterrumpido por los cielos de Huesca. Por la noche le señalaban las laderas con hogueras. En 1948, Miguel Ara había llegado planeando a Barajas desde Huesca... hay muchas más. Tampoco faltaron las desgracias en una actividad de riesgo implícito: una placa recuerda en las instalaciones del aeródromo a las víctimas de la aviación local.

Ferreira recalca que la relación de la escuela con el pueblo de Monflorite siempre fue buena. "Funcionábamos como una ciudad paralela, cuando fue militar y también en la etapa civil con Senasa. Lo que ocurre es que muchos miembros del personal de asistencia eran de Monflorite y Alcalá, y a día de hoy recuerdan esos tiempos con cariño".

Airways Aviation, el actual centro de formación que da vida al aeropuerto de Huesca

Tras un año y medio de operatividad limitada, el pasado mes de noviembre se inauguró el el centro de formación y residencia estudiantil de pilotos de Airways Aviation en el Aeropuerto Huesca-Pirineos, con el uso de las antiguas instalaciones (remozadas) de la escuela de vuelo sin motor y el Aeroclub, amén de la pista de aterrizaje y despegue de 2.100 metros. Esta empresa de capitalidad británica y australiana imparte clases en Huesca a casi un centenar de alumnos: se trata de cursos que completan la formación básica en vuelos con monomotor impartida en la academia que tiene la firma en Oxford. El aporte estimado del centro a la economía local -en el momento de la inauguración del centro, eso sí, había recibido 350.000 euros del gobierno aragonés en concepto de subvenciones- supera ya los tres millones de euros, amén de haber creado casi una veintena de empleos para personal local. Airways Aviation cuenta con dos academias más en Australia (Gold Coast y Sunshine Coast) y Montenegro (Podgorica), amén de escuelas especializadas en Dubai, Malasia (Kuala Lumpur) y Kuwait.

La conexión andina-oscense que nació con Perón y aún tiene huella en América Latina

En 1947, coincidiendo con una visita oficial a España de Evita Perón (que pasó por Aragón), Franco buscaba un modo de compensar al general Juan Domingo Perón por las ayudas logísticas recibidas en España desde Argentina. Así, una de las ideas que puso en práctica es invitar a 17 adolescentes argentinos a la nueva escuela de vuelo sin motor de Monflorite. "La idea se aplica en muchos países en la actualidad -apunta Luis Ferreira- porque la formación en vuelo sin motor provee al piloto de una serie de habilidades muy útiles, ya sea para ir más allá en esta especialidad o pilotar con motor". En diversos aeródromos de Argentina se encuentran placas distintivas de la experiencia oscense vivida por aquellos pilotos gauchos, muchos de ellos convertidos en pequeños héroes locales. "En 1997 -apunta Ferreira- estuve en Santiago de Chile; en el Museo Nacional de Aviación se recordaban a Alejo Williamson Dávila, que en los 60 voló desde la capital chilena a Mendoza (Argentina) en un planeador Blanik, como los que usamos aquí. Ese vuelo sirvió para que le concedieran la medalla Lilienthal. En la leyenda de su placa en el museo recuerda que aprendió a volar en Monflorite".

LOS IMPRESCINDIBLES

San Bartolomé en Lascasas

La iglesia parroquial de San Bartolomé en Lascasas es un edificio, de origen románico, reconstruido por Regiones Devastadas tras su destrucción durante la guerra Civil Española (1936-1939).

El jardín botánico

En este rincón rehabilitado de Monflorite, dentro del parqe de la Balsa, se puede aprender sobre plantas de la zona: tomillo, espliego, romero, aliaga... el parque fue recuperado por los niños de la Escuela de Monflorite en 1989.

George Orwell estuvo aquí

En marzo de 1937, Eric Blair (nombre del escritor George Orwell, que luchó enel bando republicano durante la guerra civil) convaleció en Monflorite. Este año, en presencia de su hijo, se ha descubierto una placa en su memoria.

- Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión