Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Birding in Aragón, una apuesta por la ornitología

La observación de aves mueve en la actualidad a 10 millones de turistas en Europa y a 78 millones a nivel mundial.

Presentación del club de producto en el Centro de Interpretación de Aves de Arcaz, ubicado en Riglos.
Presentación del club de producto en el Centro de Interpretación de Aves de Arcaz, ubicado en Riglos.
Gobierno de Aragón

Aragón cuenta ya, tras un año de esfuerzo, con un ‘club de producto’ que va a trabajar de forma coordinada para impulsar la ornitología, la observación de las aves, como recurso turístico. Se denomina Birding in Aragón y cuenta ya con un espacio web en el que se pueden consultar, entre otras cuestiones, las especies más importantes y la propuesta de 16 rutas ornitológicas. Pero un club de producto es algo más, es una apuesta, es una herramienta que permite organizar y estructurar los servicios necesarios para poder desarrollar un producto turístico con ciertas garantías de éxito.

Es un espacio de trabajo en el que se involucran tanto las empresas especializadas -guías profesionales en observación y fotografía, empresas hosteleras, agencias de viajes- como las organizaciones de protección de las aves, las administraciones… Abierto, además, a todas aquellas entidades que quieran trabajar en el desarrollo de este producto.

En estos momentos se cuenta ya con un Manual del Producto que detalla cómo deberían ser los miradores, los alojamientos, los centros de interpretación, para satisfacer las expectativas de aquellas personas que quieren disfrutar de esta actividad en Aragón, una actividad que cada día cuenta con más seguidores.

La observación de aves proviene del mundo anglosajón donde, en la segunda mitad del siglo XVIII, se empezó a entender como una actividad de ocio y placer. En el XIX ya se observan los primeros viajeros naturalistas que se comienzan a interesar por España y, en el siglo XXI, esta actividad mueve a 10 millones de turistas en Europa y a 78 millones a nivel mundial.

El producto ornitológico no va destinado solo a ornitólogos/as, sino que es útil para ‘twitchers’, cuyo objetivo es observar el mayor número de aves y recurren a servicios organizados para cumplir su deseo; los fotógrafos de naturaleza; los turistas sensibilizados con la naturaleza; y los excursionistas que eligen esta actividad concreta en algunas de sus salidas.

Aragón es un lugar privilegiado para la observación de la avifauna y ofrece un aliciente muy interesante para el amante de este tipo de actividades: la posibilidad de avistar muchas aves diferentes recorriendo pocos kilómetros; la existencia de especies singulares como el quebrantahuesos, el treparriscos o las aves esteparias; la localización de espacios naturales tranquilos y poco modificados, la existencia de infraestructuras y equipamientos orientados a la observación de aves.

Desde el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, y que engloba Turismo, se ha entendido que este recurso es un reclamo muy interesante a nivel europeo. Un turismo de calidad que genera un importante desarrollo económico y que, además, valora la importancia de la conservación de los hábitats y los espacios naturales.

Los siguientes pasos en este camino hacia la configuración de un destino de calidad son el desarrollo del trabajo de sensibilización, formación, certificación de establecimientos adheridos y apoyo y seguimiento de las mejoras implantadas en el desarrollo del producto. Aragón tiene una gran oportunidad para posicionarse en este mercado como un destino de calidad. Es tarea de todos lograrlo.

Claves de un recurso turístico en alza.

La observación de aves mueve en la actualidad a 10 millones de turistas en Europa y a 78 millones a nivel mundial. Desde el siglo XVIII en el mundo anglosajón se disfruta de la observación de aves como actividad de ocio. Un público variado se ve atraído: desde observadores de aves a fotógrafos de naturaleza, turistas amantes del medio ambiente o personas interesadas, además, claro está de los ornitólogos. En Aragón es posible observar especies tan singulares como el quebrantahuesos, el treparriscos o las aves esteparias. En pocos kilómetros se pueden avistar muchas aves diferentes.Más información en el suplemento Aragón, un país entre montañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión