Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

En busca de enólogos en las bodegas de la D. O. Somontano

Laus y Sommos estrenaron en el Festival Vino del Somontano la actividad del escape dentro de sus propuestas de enoturismo para atraer al público más joven.

Un enólogo ha desaparecido en la bodega Laus de la Denominación de Origen Somontano y nadie sabe dónde ha guardado la primera botella de vino que encierra todos los aromas de esta comarca vitivinícola. Quien encuentre esta botella habrá dado con una de las mayores reliquias del Somontano ya que en ella se guardan todos los secretos de los aromas de esta tierra. Este es el argumento que planteó Bodega Laus en el pasado Festival Vino Somontano, celebrado el primer fin de semana de agosto, entre los participantes de la iniciativa lúdica del escape, que está haciendo furor en grandes ciudades, entre ellas Zaragoza o Huesca, y que por primera vez recala en Barbastro.

Laus aprovechó el tirón de enoturistas que acuden en el primer fin de semana de agosto al Festival Vino Somontano para, al igual que su vecina Sommos, ofrecer una divertida propuesta para visitar la bodega.

En el caso de Sommos el argumento fue similar: un enólogo secuestrado, a punto de culminar su investigación, obtener el elixir de la vida, oculto en un ‘coupage’ de vino cuya fórmula secreta hay que descubrir a través de varios enigmas y pruebas en un determinado tiempo.

La iniciativa del ‘escape’ es el pretexto para enganchar a los jóvenes en la cultura del vino y en el Somontano se ha articulado como una ingeniosa forma de realizar enoturismo, jugando, discurriendo y también saboreando los placeres que encierran los viñedos y las bodegas.

Laus, adquirida recientemente por Enate, está trabajando desde hace unos meses en hacerse un hueco en el mercado del vino entre los ‘millennials’. En este sentido, se encargó a la empresa especializada Blue Scape Room que preparara esta experiencia que permite conocer los diferentes rincones y secretos de la bodega mientras, en un tiempo limitado, los asistentes tratan de resolver los misterios que encierran los aromas y vinos de Laus.

La propuesta ha sido un éxito, con buena presencia de visitantes en todas las sesiones celebradas el fin de semana del 4 al 6 de agosto, en el que los participantes se marcharon muy satisfechos de la experiencia. "La idea era que la gente conociera la bodega de una manera diferente. Hacer una actividad con más movimiento, dinámica, pensada para el público joven ya que estamos elaborando unos vinos dirigidos al sector ‘millennial’. A través de una actividad divertida y amena queríamos que el visitante conozca cómo se realiza la elaboración del vino, desde el viñedo, la bodega, la sala de control…", explica María José Giménez del departamento de Enoturismo de Laus.

Experiencia divertida

Para la montisonense Berta Narvarte, una de las participantes en las sesiones de escape celebradas en Laus, la experiencia ha sido "muy divertida". "Se trabaja en grupo y todos aportan cosas. Se corre, se buscan pistas,… y al final hemos conseguido abrir la botella. Es una forma muy divertida de acercarse al mundo del vino, conocer la bodega, sus marcas", explica.

Su compañero de equipo, el barbastrense Javier Ortiz, es un veterano del escapismo. "Yo ya lo he practicado seis veces pero nunca en una bodega, que es enorme frente a una sala más reducida. Es una manera muy original de visitar estos espacios y creo que se debe realizar durante todo el año y es una buena forma de promoción", explica.

Desde Bodega Sommos, la responsable de enoturismo, Blanca Galindo, cuenta cómo la idea "surgió hace ya unos meses y decidimos ponernos manos a la obra". Visitaron varias salas de escape y eso les dio el punto de partida, "que estaba muy marcado por la temática que queríamos seguir, ya que, tratándose de una bodega, lo más normal es que fuera alrededor del mundo del vino, y más cuando el enoturismo para nosotros es un pilar fundamental". Galindo insiste en que son conscientes de que para seguir atrayendo visitantes "tenemos que innovar y crear actividades que puedan atraer diferentes tipos de clientes. Se puede disfrutar de la bodega de muchas maneras y esta es otra forma de hacerlo, amena y divertida".

Así, desde el 1 de agosto Bodega Sommos cuenta con una sala permanente para realizar escape de lunes a domingo en diferentes horarios.

El Bus del Vino llega a la vendimia

Las principales bodegas del Somontano ya han iniciado esta semana la vendimia. Conocer el proceso de recolección de la uva desde el viñedo a los depósitos de la bodega también forma parte de las propuestas enoturísticas que ofrece esta denominación de origen.

El Bus del Vino, que organiza la Ruta Vino Somontano, ofrece para el próximo sábado 26 un viaje al corazón de la D. O. para ver de cerca cómo realiza las labores de vendimia una de las históricas bodegas, Pirineos. En sus viñedos se ofrecerán algunas nociones básicas de este duro trabajo y se almorzará con vinos Pirineos.

Al mediodía, el Bus del Vino se desplazará a Alquézar para realizar una visita guiada a la villa medieval y su colegiata.

La salida desde Zaragoza, en el Paseo María Agustín número 12-14, es a las 9.00, con parada en Huesca (9.50 en la avenida de Juan XXIII junto al pabellón del parque), y el regreso a las 18.30. El precio desde Zaragoza es de 29 euros y de 27 desde Huesca.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión