Despliega el menú
Aragón

La restauración de la capilla del Pilar de la catedral de Albarracín llega a su fin

Con la rehabilitación del retablo mayor, de estilo barroco, se dará por concluida la reforma completa.

Los técnicos ultiman las labores en el retablo de la capilla del Pilar.
La restauración de la capilla del Pilar de la catedral de Albarracín llega a su fin
Fundación Santa María de Albarracín

De estilo barroco y con advocación a la Virgen del Pilar, el retablo mayor es el elemento más significativo de la capilla del mismo nombre. Situada dentro de la catedral de Albarracín, su restauración integral está a punto de finalizar, cuando la rehabilitación de esta pieza está llegando a su fin.

Los trabajos se ultiman estos días, tras haber limpiado en profundidad el retablo, fijando las policromías y el oro de recubrimiento. Después, se pasó a la reintegración de los faltantes de color y forma para, por último, reponer los espejos de la hornacina de la Virgen, disimulados con láminas de papel de plata.

La Fundación Santa María de Albarracín, a través de un grupo de técnicos restauradores, es la encargada de esta labor de rehabilitación que permitirá, según explican, “recuperar el rotundo esplendor original del retablo, propio de su intencionalidad barroca”.

El retablo que luce actualmente la capilla parece ser un reaprovechamiento de una anterior, que data del siglo XVII, cuando el obispo Salas Malo construyó la capilla. Toda la redecoración posterior, incluido este retablo, fue promovida por el obispo Juan Francisco Navarro Salvador y Gilaberte, en el siglo XVIII. Como resultado, una característica escenografía barroca cuyo estado de conservación se ha deteriorado considerablemente hasta la actualidad.

La restauración del retablo completa la reforma integral de esta capilla del Pilar, en la que se ha intervenido en anteriores ocasiones. En concreto, en el mes de mayo, se rehabilitaron los dos grandes lienzos del crucero. Previamente, ya se habían acometido reformas en los cuatro retablos que decoran la nave de acceso, dentro de la catedral de Albarracín.

Etiquetas
Comentarios