Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los aragoneses que ganan más de 601.000 euros superan el centenar por primera vez desde 2009

El número de contribuyentes en este tramo de renta se redujo drásticamente entre 2009 y 2013, año en el que de nuevo comenzó a recuperarse.

Servicio de cita previa en Zaragoza en el espacio cedido por la DGA a la Agencia Tributaria en la plaza de San Pedro Nolasco.
Imagen de archivo de una campaña de la Renta realizada en Zaragoza.
José Miguel Marco

El número de aragoneses que declaró percibir más de 601.000 euros anuales en la campaña de la Renta del año pasado creció de forma notable con respecto al ejercicio inmediatamente anterior. Si en el ejercicio 2014 fueron 77 las declaraciones de la Renta que incluían retribuciones dinerarias vinculadas a rendimientos del trabajo superiores a esta cantidad (prácticamente 100 millones de las antiguas pesetas), en el ejercicio 2015 (cuya declaración se realizó el año pasado) habían aumentado hasta situarse en 117. Se trata de un aumento de 40 declaraciones en el tramo más elevado de la Renta en tan solo un año.

Así lo revelan las estadísticas de la campaña 2015 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que han sido recientemente publicadas por la Agencia Tributaria. Aunque los datos que ofrece Hacienda hacen referencia a declaraciones y no a contribuyentes (puede darse el caso de que haya declaraciones de IRPF conjuntas), a efectos prácticos cuando se habla de estas estadísticas ambos conceptos suelen identificarse. Así las cosas, podría decirse que el año el número de contribuyentes con cuantiosos ingresos subió de forma notable en la Comunidad. De hecho, el dato de la campaña 2015 supone el registro más elevado desde el año 2009, cuando fueron 170 las declaraciones de la Renta registradas en Aragón que incluían ingresos de esta cuantía.

Este tramo de 601.000 euros en adelante entró en barrena precisamente en 2009. A partir de ese ejercicio, y en plena crisis, los contribuyentes más acaudalados comenzaron a 'esfumarse'. De los 170 de 2009, año récord de toda la serie histórica (que se remonta a 2008, porque en los años anteriores los criterios de recogida de datos no eran los mismos), se pasó a 90 en 2010, una cifra que cayó hasta 83 individuos un año después y que alcanzó su cota más reducida en 2013, cuando solo 55 contribuyentes aragoneses declararon rendimientos del trabajo por encima de 601.000 euros.

El trama 'de oro' no es el único que registra movimientos al alza en los últimos años: también los inmediatamente anteriores han encarrilado una senda alcista. Se trata de los contribuyentes que declaran ingresos entre 150.000 y 601.000 euros. El año pasado fueron 1.856 declaraciones las que se encuadraron en este espacio, casi medio millar más que en el ejercicio 2014, cuando fueron 1.389 los declarantes.

Más declaraciones, también en los tramos más bajos

Pero, como es lógico, la estadística de la Agencia Tributaria no solo publica los datos de los contribuyentes con más ingresos: el informe del organismo dependiente del Ministerio de Hacienda ofrece detalles de las 689.281 declaraciones que se presentaron en Aragón el año pasado. Así, es posible discernir que el grueso de contribuyentes se sitúa en los tramos intermedios: hubo 175.343 declaraciones con rendimientos del trabajo entre 12.000 y 21.000 euros y 119.798 declaraciones entre 21.000 y 30.000 euros anuales.

Respecto al número total de declaraciones de IRPF presentadas se observa un aumento por tercer año consecutivo, pero la cifra registrada el año pasado aún se queda muy lejos de las 689.019 declaraciones que aparecen en las estadísticas de 2012.

En los tramos más bajos se registró igualmente un crecimiento del número de declaraciones: en el ejercicio 2014 hubo 144.901 declaraciones con rendimientos del trabajo situados en la horquilla de entre 0 y 6.000 euros, mientras que en 2015 se presentaron 182.209 declaraciones con estas características.

Serán estas rentas las que se beneficiarán de los cambios pactados hace unas semanas por el Partido Popular y Ciudadanos y que incluyen, entre otros, deducciones para las rentas inferiores a 18.000 euros. Estos cambios normativos entrarán en vigor el 1de enero de 2018. El acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la formación naranja se centra en tres puntos: exención del pago del IRPF para quienes perciban menos de 14.000 euros al año (en la actualidad este límite se encuentra en los 12.000), nuevas deducciones para quienes cobren menos de 17.500 euros y devoluciones destinadas a discapacitados, ancianos y familias numerosas. En Aragón, según los cálculos realizados a través de los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y el Gobierno de Aragón, unas 450.000 personas podrían beneficiarse de estas modificaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión