Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Estado anuncia que entregará a Aragón 3.550 millones en 2018, un 6% más que este año

El incremento se debe al fuerte aumento de la recaudación. El plan de ajuste aprobado para la DGA descarta retenciones.

El Ejecutivo aragonés va a tener muy pocas excusas para volver a incumplir el déficit. El Gobierno central anunció ayer que elevará hasta los 3.550 millones de euros el dinero que adelantará a Aragón para su financiación en 2018. La cifra supera en casi 200 millones de euros la inyección estatal que habrá recibido este año cuando termine diciembre. El incremento, que es de un 6% de los fondos, va a permitir al Ejecutivo de Javier Lambán diseñar un presupuesto expansivo para 2018, que será previsiblemente el último que pueda aprobar esta legislatura.

El principal motivo de que la DGA vaya a recibir este buen trato del Gobierno central se debe al aumento de recaudación previsto en el IRPF y el IVA. En cualquier caso, aunque ya es seguro que Aragón recibirá esos 3.550 millones el próximo año, el Estado hará posteriormente cálculos, para saber si la DGA debe devolver alguna parte o incluso si ellos deben complementarla. El anuncio de este nuevo escenario lo hicieron la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebró ayer en Madrid.

En ese encuentro, el Gobierno central aprobó además el plan de ajuste que deberá aplicar Aragón este 2017 y 2018. El documento, a diferencia de los planes que ha tenido que asumir la DGA desde 2010, no incluye retenciones de crédito. Hay que recordar que el Ejecutivo aragonés está obligado a someterse a este plan por haber incumplido el déficit el pasado año. Aunque esta vez no hay retenciones de crédito, sí establece un mayor control en determinados gastos, como el de personal.

En la práctica, el hecho de que el Ministerio de Hacienda no fuerce a la DGA a congelar partidas supone que Aragón podrá ejecutar el presupuesto autonómico de 2017 sin ninguna restricción.

Además, el Ministerio de Hacienda también da más margen de actuación a la DGA de cara al presupuesto de 2018. El motivo principal es el aumento constante de ingresos que está teniendo el Ejecutivo PSOE-CHA, tanto por haber subido los impuestos en Aragón como por el aumento de fondos que está recibiendo del Estado.

Menos déficit

El Consejo de Política Fiscal y Financiera confirmó además que todas las autonomías deberán reducir el déficit en 2018 hasta el 0,4%. En el caso de Aragón, supone que sus gastos solo podrán superar en 140 millones a sus ingresos. Hay que tener en cuenta la inyección extra de casi 200 millones que recibirá a lo largo de ese ejercicio, así que la DGA tendrá bastante más sencillo que hasta ahora cumplir con el límite marcado.

Pese a este escenario, Aragón votó en contra del acuerdo, en sintonía con el resto de autonomías controladas por el PSOE. Además, esta vez ya no ha habido fugas.

En el anterior CPFF, Extremadura decidió romper la disciplina de la posición socialista y se abstuvo, pero ayer ya volvió a situarse en el voto en contra.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión