Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Casi 640.000 visitantes disparan la población rural y llevan al límite sus servicios básicos

El INE refleja que 104.085 aragoneses tienen una segunda residencia dentro de la Comunidad. Algunos municipios multiplican hasta por diez su censo, según un estudio del Ministerio de Hacienda.

Los pueblos aragoneses afrontan este verano la llegada masiva de turistas y familiares hasta el punto de disparar su censo habitual con cerca de 640.000 visitantes. Así lo refleja el Ministerio de Hacienda en su Encuesta de Infraestructuras y Equipamientos Locales, que calcula la conocida como población estacional, es decir, la previsión máxima de personas en un municipio en algún momento del año. En concreto, las localidades analizadas –todas aquellas de menos de 50.000 habitantes– llegan a sumar 1.236.544 personas en Aragón, mientras que solo cuentan con 598.225 vecinos empadronados.

Las visitas familiares que llegan desde otros puntos de la Comunidad, en especial de las grandes ciudades, explican buena parte de este incremento. Pero aunque el conjunto de los pueblos aragoneses duplica su población, algunos llegan a multiplicar por diez el número de residentes habituales, sobre todo aquellos cercanos a algún punto de interés turístico. Así ocurre por ejemplo en Calcena, a los pies del Parque Natural del Moncayo, donde pasan de 60 vecinos en invierno a casi 600 en ‘temporada alta’.

El resto, simplemente con las vacaciones de verano de familias y amigos y la celebración de las fiestas patronales ya disparan su población. Los datos del último censo oficial reflejan que 104.085 aragoneses cuentan con una segunda residencia dentro de la propia Comunidad, a los que hay que sumar aquellos que se instalan en la casa de los abuelos o en algún alojamiento turístico.

Jaca es el municipio con más número de segundas residencias en manos de aragoneses, casi 5.000 pisos según el censo. Las Cinco Villas también es un foco importante de atracción en la provincia de Zaragoza, aunque el entorno del Monasterio de Piedra es el de mayor afluencia (al margen de la capital). Municipios como Ibdes o Nuévalos multiplican por diez sus habitantes en verano. Mientras que en Teruel destacan las afluencias a Albarracín, Alcalá de la Selva, Calamocha...

Todos ellos acogen con los brazos abiertos a los familiares y visitantes en estas fechas estivales, pero deben lidiar con la saturación de unos servicios públicos que rara vez están dimensionados para ese volumen de población. Así lo entiende el presidente de la Comarca de las Cinco Villas, Santos Navarro, que indica que "el censo real de los municipios no es el de enero o febrero", sino que se debería tener en cuenta que durante los veranos se duplica o triplica en algunas localidades y "hay que dar servicio a toda esa población".

En este sentido, las subvenciones que llegan hasta las localidades, provenientes de los organismos públicos, "también deberían de tener en cuenta este crecimiento demográfico estival", precisa. Santos Navarro es a su vez alcalde de Sádaba, cuyo Ayuntamiento debe asumir el coste que supone incrementar el servicio de recogida de basuras durante la semana de fiestas. "Solemos pagar unos 700 euros de más, fuera del convenio que tenemos anual de recogida de basuras", un precio que el año pasado se compartió con el municipio de Biota, porque "coincidieron las fiestas". Pero esta situación "es excepcional e inasumible para muchos municipios pequeños", puntualiza.

Casas rurales

Ante tal flujo de personas, incluso las casas familiares se quedan pequeñas, y los visitantes tienen que recurrir a los alojamientos de turismo rural, que acogen a este tipo de cliente de buen grado. "Vienen muchos amigos y turistas no solo de vacaciones, también para acudir a algún evento en concreto como festejos, mercados, ferias...", explica Jesús Marco, presidente de la Asociación Española de Turismo Rural de Aragón (Faratur).

"La mayoría de los clientes son familias", puntualiza, aunque también dan cabida a "grupos de amigos que vienen a celebrar las fiestas patronales". Marco espera que el sector de las casas rurales obtenga "cifras muy buenas" en el mes de agosto, con ocupaciones de entre el 80% y el 90%, aunque reconoce que "julio está siendo un poco flojo, en torno al 45%".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión