Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aliaga reclama a Rajoy que cumpla el pacto PP-PAR que rechaza el trasvase

Los aragonesistas exigen que se respete el Estatuto y la reserva hídrica y que se hagan las obras que faltan del Pacto del Agua.

Arturo Aliaga, presidente del PAR.
Arturo Aliaga, presidente del PAR.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, exigió ayer al Gobierno central que respete los acuerdos con el PAR, que están plenamente vigentes y que incluye un no bien claro al trasvase del Ebro. "Esa es la prioridad que debe cumplir el Ministerio", resaltó.

Aliaga pidió la unidad de las fuerzas políticas y de los aragoneses para parar la amenaza trasvasista y reiteró su "no rotundo" a cualquier intento trasvasista. Además, hizo un llamamiento directo a Rajoy para que respete el documento firmado por PP y PAR para concurrir a las últimas elecciones generales, en el que se recoge la defensa del Estatuto de Autonomía e incluye la defensa de la unidad de cuenca y la de la reserva hídrica de 6.550 hectómetros cúbicos, así como la obligación de pedir informe sobre cualquier transferencia de caudales que afecte a la Comunidad.

El dirigente aragonesista indicó que el Ministerio prioriza en el nuevo PHN "la atención de déficits" de agua, cuando la primera prioridad debe ser "respetar los acuerdos alcanzados con el PAR en los asuntos sobre los que tiene competencia". "Rechazamos rotundamente el trasvase del Ebro que supondría saltarse a la torera el Estatuto, siendo una ley orgánica de obligado cumplimiento", dijo.

Arturo Aliaga consideró que un trasvase del Ebro supondría una "injusta agresión al Estatuto y a los intereses de Aragón" y "una hipoteca que la Comunidad no podría soportar sin que afectara a su desarrollo futuro". El PAR recordó que el Estatuto protege la unidad de cuenca e incluye en su texto que cualquier plan que afecte a la cuenca del Ebro tiene que ser consultado con el Gobierno aragonés. Aliaga declaró que "defendemos con uñas y dientes la unidad de cuenca, como ya advertimos ante la petición catalana de aumentar el caudal ecológico del Ebro y la reserva hídrica". Es de justicia, indicó Aliaga, "que también se respete la reserva hídrica, se ejecuten las obras pendientes del Pacto del Agua y que se deje de jugar, de una vez por todas, con un asunto fundamental que afecta al futuro y a los intereses de Aragón".

La norma aragonesa, reiteró, "recoge la reserva de 6.550 hectómetros cúbicos de usos exclusivo para Aragón y obliga a los poderes públicos de la Comunidad a velar para evitar trasvases". Advirtió de que una planificación hidrológica nueva apelando a la solidaridad, como pretenden algunos partidos, es "perversa".

Según Aliaga, "la solidaridad empieza por cubrir las necesidades de Aragón", por lo que reclama que se acaben de ejecutar las obras hidráulicas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión