Despliega el menú
Aragón

El peirón más alto de Aragón se salva de la ruina

Las obras de consolidación de este hito, ubicado en la localidad turolense de Huesa del Común, se iniciaron a principios de julio y se prevé que finalicen en un plazo de dos meses.

El peirón de San Miguel, en Huesa del Común, en fase de restauración
El peirón de San Miguel, en Huesa del Común, en fase de restauración

El peirón de San Miguel, en la localidad turolense de Huesa del Común, es el más alto de Aragón. Según estimaciones, su construcción data de principios del siglo XVII y hasta la fecha se temía por el riesgo de derrumbe de esta pequeña obra arquitectónica, debido a la fuerte inclinación de su estructura y la erosión sufrida por los ladrillos que la forman.

El pasado año, Patrimonio del Gobierno de Aragón decidió realizar una actuación de urgencia en el peirón para evitar su desplome, mediante la colocación de un corsé metálico y unos puntales hasta poder reunir los fondos necesarios para una restauración a fondo.

Afortunadamente, ese momento ya ha llegado. Desde este mes de julio, el Gobierno de Aragón, a través del la dirección general de Cultura y Patrimonio está llevando a cabo los trabajos de consolidación y restauración del peirón de San Miguel en Huesa del Común, una obra que ha sido adjudicada a la empresa Construcciones y Excavaciones Lecha por un importe de 43.410,65 euros (IVA incluido) y un plazo de 2 meses.

La actuación ha sido propuesta para ser cofinanciada con fondos europeos, dentro del Programa Operativo FEDER Aragón 2014-2020, cuyo lema es "Construyendo Europa desde Aragón". La obra ha sido adjudicada a la empresa Construcciones y Excavaciones Lecha por un importe de 43.410,65 euros (IVA incluido) y un plazo de 2 meses.

La actuación tiene como objeto “la detención de la erosión de las fábricas y la recuperación y restauración de elementos como la coronación, la hornacina o las cornisas. También se corregirá el desplome del peirón y se eliminará el empresillado y apuntalamiento que evita el colapso de este monumento, declarado Bien de Interés Cultural”, señalan desde el Gobierno de Aragón.

Estas pequeñas señalizaciones arquitectónicas -junto a cruces y cruceros- están presentes en todo Aragón, se componen de un monolito, construido en piedra o ladrillo, que contiene una pequeña hornacina en la que se venera a un santo.

El peirón de San Miguel fue incluido el 11 de abril de 2016 en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la Asociación Hispania Nostra. Mediante este listado, su comisión científica se encarga de dar a conocer y proteger “aquella parte de nuestro patrimonio histórico que se encuentra en abandono y en peligro”.

En esta lista, Aragón aparece en 69 ocasiones, 5 de ellas referidas a elementos patrimoniales de la provincia de Teruel; 30, en la de Huesca; y 34, en la de Zaragoza. La Asociación Hispania Nostra también referencia aquel patrimonio que finalmente se retira de su lista roja. “Este podría ser el caso del peirón de San Miguel, si tras su consolidación y restauración el comité científico considera que ya no corre peligro”, indican desde la Asociación.

Etiquetas
Comentarios