Aragón

¿Cuántos aragoneses se beneficiarán de los cambios en el IRPF?

El acuerdo del Gobierno y Ciudadanos incluye deducciones por rentas inferiores a los 18.000. Al menos, 450.000 aragoneses se encuentran en esta situación.

Albert Rivera.
Albert Rivera.

Tras varias reuniones, el 1de enero de 2018 entrará en vigor una rebaja en el IRPF que beneficiará a las rentas más bajas. El principio acuerdo alcanzado entre el Gobierno y Ciudadanos se centra en tres puntos. Por un lado, la exención del pago del IRPF para aquellas personas que cobran menos de 14.000 euros anuales (en la actualidad este límite se encuentra en los 12.000). Esta medida beneficiará a alrededor de 3,5 millones de personas, según las declaraciones realizadas por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Por otra parte, se aplicarán nuevas deducciones a los que cobren menos de 17.500 euros. Asimismo, se pondrán en marcha devoluciones destinadas a discapacitados, ancianos y familias numerosas. En Aragón, según los cálculos realizados a través de los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Gobierno de Aragón, unas 450.000 personas podrían beneficiarse de estas modificaciones.

En concreto, alrededor de 205.500 asalariados aragoneses cobraron en 2015 (últimos datos disponibles en el INE) menos de 17.900. Por su parte, 248.000 pensionistas tenían en estas mismas fechas una pensión inferior a 18.000 euros anuales. De este modo, casi todos ellos podrían adherirse a los nuevos cambios, algunos con la exención total del pago y en otros casos con las nuevas deducciones que se pacten en los próximos meses. No hay que olvidar que en este cálculo no están incluidos algunos colectivos como el de los autónomos.

Hay que destacar que aquellos que tienen una renta inferior a 12.000 euros anuales no tendrán cambios en su declaración, ya que desde hace algunos años están exentos del pago del IRPF. “Aunque con esta medida los mileuristas (sueldos de hasta 14.000 euros) quedarán exentos, esto no quiere decir que no les convenga realizar la simulación de la renta, ya que el resultado final puede ser a devolver”, recuerda Luis Ferruz, catedrático de Finanzas de la Universidad de Zaragoza. De hecho, según la información facilitada por la Agencia Tributaria, en 2015, un total de 264.000 aragoneses declararon que habían cobrado menos de 12.000 euros.

Los beneficios económicos que puede tener esta medida para la economía familiar no son fáciles de calcular. "Todavía quedan muchos flecos por aclarar, así que es pronto para saber el impacto que tendrá en la sociedad aragonesa”, sostiene Ferruz. No obstante, las cuentas realizadas por la formación naranja estiman en 700 euros anuales el ahorro de aquellas personas que cobran menos de 17.500 euros anuales.

Aunque estas medidas pueden beneficiar a un volumen importante de personas, desde algunos sindicatos aseguran que esta mejoría es realmente un “espejismo”. “Bajar los impuestos en un momento en el que los ingresos por esta vía son bajos es una política equivocada”, puntualiza Daniel Alastuey, secretario general de UGT Aragón. Asimismo, detalla que lo que “ganan” los trabajadores mensualmente en su nómina, lo acaban “perdiendo por la reducción de la calidad de servicios públicos como la educación o la sanidad”.

Por ello, sostiene que la política adecuada se basaría en el aumento de los salarios: “No sería necesario que los mileuristas estuvieran exentos de pagar el IRPF si desde las empresas les pagaran más. Esta es la verdadera cuestión en la que hay que trabajar, ya que la riqueza que se está generando no está repercutiendo en los sueldos de los empleados”. De hecho, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ya apostó esta misma semana por un incremento salarial que acompase los sueldos con el crecimiento del empleo.

Discapacidad y familias numerosas

La otra parte de las medidas se centra en una devolución a aquellos hogares en los que uno de los cónyuges tenga una discapacidad, con personas mayores a su cargo y familias numerosas (a partir del cuarto hijo). En todas estas cuestiones, se recibiría una compensación de 1.200 euros anuales. Aunque el presidente de Ciudadanos no ha especificado cuáles serían los criterios exactos para poder acogerse a ellas; sí que ha estimado que alrededor de 700.000 familias se podrían ver beneficiadas. Por ejemplo, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística (Iaest), en 2014 había unas 33.000 familias aragonesas con algún miembro con discapacidad (no especifica si se refiere al cónyuge, un descendiente o ascendiente).

“Es una buena noticia fiscal para las rentas más bajas y los colectivos más desfavorecidos y vulnerables. Básicamente de lo que se trata es de incidir más en las deducciones por dependencia o maternidad, de manera que el impacto final será un ahorro para familias y ciudadanos afectados en esos tramos de renta que se puede estimar en no más de dos mil millones de euros”, recalca Ferrul. Asimismo, recuerda que es una medida que se debe inscribir en el ámbito político (el Gobierno necesita el apoyo de Ciudadanos para aprobar los presupuestos de 2018) y que la gran rebaja fiscal está anunciada para 2019.

Etiquetas
Comentarios