Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Susana Sumelzo: “Queremos renovar la cabeza del PSOE-Aragón, no la DGA”

La dirigente federal anuncia que habrá "candidato o candidata" ‘sanchista’ en las primarias aragonesas. Ve "chantaje" vincular la DGA a que Lambán siga de secretario general.

Sumelzo, en una sala de comisiones del Congreso.
Sumelzo, en una sala de comisiones del Congreso.
Enrique Cidoncha

¿Por qué cree que Pedro Sánchez ganó las primarias?

Fue por un proceso de ilusión y de esperanza que llegó a la gente normal. Había muchos militantes y votantes socialistas que veían que con el modelo de la gestora no íbamos a ninguna parte. Vieron que había que unirse y luchar.

Se decía antes de la primarias que, con Sánchez, el PSOE podía desaparecer. ¿Cómo lo ve ahora?

Hemos estado más cerca de la escisión que de la cohesión. No podemos ser ilusos. Ahora tiene que haber un periodo de trabajo para que esas heridas se cierren.

Habla de cerrar heridas y de unidad, ¿la nueva ejecutiva representa esos valores?

Creo que Pedro Sánchez ha hecho una ejecutiva a la medida del proyecto que él defendió y con el que se presentó a las primarias. Necesitaba un equipo de personas numeroso, de diversos perfiles. No territorial, sino multidisciplinar.

Usted es la representante aragonesa en la ejecutiva, pero es público que su interlocución con la dirección regional no es muy fluida. ¿Cómo se puede solucionar?

Tendrá que darse esa coordinación._Hay que dejar pasar el tiempo._La interlocución del PSOE-Aragón hoy está clara. Sus máximos representantes son Javier Lambán y Pilar Alegría. Y los dos eran los representantes del proyecto de la presidenta de Andalucía, que resultó perdedor. Hoy por hoy aún son ellos, pero cuando lleguen otros procesos... El proyecto de Susana Díaz era antagónico a lo que queríamos. No se trata de rechazar, sino de renovar.

Lambán no recibe precisamente halagos de la nueva ejecutiva.

Porque Javier Lambán ha representado de un tiempo a esta parte justo lo contrario de lo que representaba Pedro Sánchez. Él y Carlos Pérez Anadón fueron parte de lo que sucedió en el comité federal del 1 de octubre. Lambán llegó a decir que no reconocía a Sánchez como secretario general. Lambán y_Alegría pidieron mi acta como diputada... Representan un modelo de partido diferente.

¿Cómo le gustaría que fuese el PSOE-Aragón?

Un partido en el que confíen los votantes socialistas. Y aquí quiero dejar claro que no quiero mezclar el partido con el Gobierno. Tenemos el mayor de los respetos por el Gobierno de Aragón. Se ha llegado a atribuir declaraciones a Lambán de que con este proceso de primarias peligra el Gobierno de Aragón. No tiene sentido.

Lo que se ha publicado es que si el presidente de Aragón pierde el apoyo de los militantes en unas primarias, podría tener que dimitir y convocar elecciones.

Pero sería por una cuestión personal suya. Nada tiene que ver la gobernabilidad con la renovación interna de un partido.

¿Ve imposible un PSOE fuerte liderado por Lambán?

¿Y me lo pregunta a mí que represento lo antagónico? No podemos hacernos trampas. Ni con él ni con candidatos de consenso que han sonado. No puede haber componendas como antes. Tiene que ser la militancia la que vote.

¿Si su propio partido no lo quiere de líder, quizá tampoco debe serlo de la Comunidad?

No lo entiendo así. Para nada. Soy tajante. El Gobierno de Aragón lo está haciendo muy bien. Ha sido un ejemplo en España aplicando políticas de izquierda, de consenso entre sus fuerzas. Sería una irresponsabilidad dejar la DGA por perder las primarias. De hecho, considero un chantaje vincular gobierno y secretaría general.

¿Vería bien la fórmula de tener un secretario general del PSOE-Aragón y crear para Lambán la figura de presidente del partido?

¿Por qué no? Perfectamente puede ser un presidente de gobierno apoyado por el partido y haber un PSOE-Aragón que cambie e impulsar su renovación interna.

¿Y temen que el precio de forzar esa dualidad sea perder el Gobierno de Aragón?

Realmente creemos que el partido tiene que renovarse. O el PSOE-Aragón se renueva o perderemos las próximas elecciones.

Y en ese supuesto, ¿Lambán repetiría como candidato a la DGA?

Claro. Todavía no hemos hablado de primarias al Gobierno de Aragón. Es como cuando determinadas personas juegan a ser candidatos al Ayuntamiento de Zaragoza. Todavía no hemos llegado a eso. Queremos renovar la cabeza del partido en Aragón, la representación del partido. No las instituciones.

¿Se va a presentar a la secretaría general del PSOE-Aragón?

No lo he descartado. Pero el proceso no está convocado y no sabemos cuándo lo van a convocar.

Por plazos, ya casi seguro que será en septiembre y no en julio.

Claro, pero no está todavía convocado. No sé por qué Lambán no lo ha convocado. Lo desconozco. El resto de federaciones sí lo ha hecho. La pregunta, más que a mí, habría que hacérsela a Javier Lambán. Habría que preguntar al secretario general de Aragón si se va a presentar. Y estoy segura de que habrá más candidatos.

Ya se le ha preguntado, pero por el momento no se pronuncia. ¿Entonces da por hecho de que sí habrá primarias en Aragón?

Sí, es lo que pide Ferraz. Lo contrario sería quitar la voz a la militancia. Insisto en que ahora no vale un candidato de consenso.

¿Es un riesgo o una oportunidad que un perfil como el de un alcalde de Utebo se presente contra el actual presidente de Aragón?

Puede ser una oportunidad. Un alcalde de Utebo, una alcaldesa de La Almunia, un concejal en la oposición en Teruel, un alcalde de un pueblo de Huesca, una militante de Zaragoza, ¿por qué no?

¿Una diputada en el Congreso?

Ya le digo que no lo descarto.

¿Habrá un candidato de Ferraz?

Ferraz no pondrá ningún candidato, pero sí habrá candidato o candidata que represente lo que ha sido el ‘sanchismo’ en Aragón.

Entonces igual que el presidente de la DPZ dice que el PSOE de Zaragoza tendrá un candidato, también habrá otro del ‘sanchismo’.

Ése es el gran error. El PSOE de Zaragoza somos todos. No se han dado cuenta de que el partido no es de nadie. Hemos perdido muchos votos. En 2011 fue la gran hecatombe porque no hemos sabido entender lo que quería la gente. Hay que renovar las estructuras del PSOE zaragozano y estar más cerca de la calle.

Usted es la nueva responsable de política municipal del PSOE federal. ¿Qué plantea en Zaragoza?

Como PSOE, donde más tenemos que trabajar en Aragón es en la ciudad de Zaragoza. Nos la tenemos que tomar muy en serio. Los últimos resultados fueron nefastos. Algo habremos hecho mal. Tenemos que formar un equipo capaz de hacer frente al PP.

¿Qué tipo de perfil le gustaría?

Una persona que sea reconocida, con una voluntad progresista. Tiene que ser de izquierdas, que sepa liderar un proyecto de presente y futuro para la ciudad.

¿Militante o independiente?

También podría ser independiente. Pero no necesariamente. En el PSOE nos hace falta mucha gente. Y tenemos que hablar con la izquierda.

¿Incluso para ir coaligados?

No, no. Iremos con nuestras siglas.

Hay dudas sobre la unidad de los ‘sanchistas’ aragoneses. ¿Cómo se lleva con Carmen Dueso?

Tengo la misma relación con Dueso que con cualquier otro representante de agrupación local. He hablado con ella como por ejemplo lo he hecho con el responsable del PSOE en San Braulio, en Oliver-Valdefierro, etc. En todas las agrupaciones ha habido gente que nos ha ayudado. Ella, como secretaria general, no puede representar a una agrupación en las primarias. Se representa solo a ella.

¿Consideró en algún momento que era una batalla imposible?

Sí. De hecho, creo que el gran error del proyecto de Javier Lambán y Susana Díaz en Aragón fue pensar que nunca podían perder. O que nunca podíamos ganar.

¿Y eso por qué?

Eso es no conocer lo que está sucediendo en la calle. No se puede humillar. No se puede obligar a pensar de una determinada manera. La gente queremos que nos escuchen, que nos den argumentos. La política ha cambiado. Hay que rendir cuentas, ser cercanos. Menos política de mesa camilla y más política de calle.

La última entrevista con usted fue cuando la gestora la destituyó como portavoz de comisión en el Congreso. Fue algo tensa...

Y desde entonces he hecho un máster en la condición humana. En lo positivo, he visto lo bueno de muchas personas, su generosidad y capacidad de respeto. Pero también he visto lo negativo de todos lo que lo veían como algo personal. De quienes tenían la obsesión por apartar y anular al de enfrente. He aprendido mucho.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión