Aragón

La juez fija el 25 de julio como tope para devolver las 44 obras de Sijena retenidas en Lérida

El auto de la magistrada de Huesca avisa de que, si no las devuelve entonces, la Generalitat incurrirá en desobediencia. El consejero catalán de Cultura, Santi Vila, anuncia en su cuenta de Twitter que presentará recurso de reposición.

Imagen de archivo de la llegada de las 51 piezas de Sijena que devolvió el MNAC el pasado verano.
Javier Broto

Ha pasado casi un año desde que la Generalitat catalana envío a Aragón 51 piezas pertenecientes al monasterio de Sijena, y que estaban retenidas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC). Sin embargo, la sentencia que obligaba al Gobierno catalán a devolver los bienes retenidos en distintas dependencias museísticas de su Comunidad incluía también 44 obras que tenían el mismo origen, pero se conservaban en el Museo de Lérida.

Tras los distintos requerimientos para que estos trabajos vuelvan al lugar del que no debieron salir, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Huesca ha emitido un nuevo auto que obliga a la Generalitat a enviar a Aragón las piezas antes del próximo 25 de julio. Y, antes de ello, o como muy tarde en esa misma jornada, le exige un plan de retorno de las obras "con antelación suficiente", un documento que, matiza, debe entregarse a las autoridades de la Comunidad aragonesa. Ese texto debe incluir, según recoge el auto, "el modo en que han pensado proceder al traslado de los bienes sitos en el Museo de Lérida, hora de llegada al lugar designado, para poder adoptar las medidas necesarias y para que puedan ser controlados por la técnico del Gobierno de Aragón".

El texto del juzgado oscense recalca que este plan de retorno de las obras debe estar "al menos como muy tarde el día 25 de julio", puesto que es esa la fecha que da como plazo último para su devolución. De no ser así, especifica la juez, "se deducirá testimonio por desobediencia para que procedan los tribunales de Justicia conforme a Derecho". Es decir, se iniciaría un proceso penal por desobediencia contra el consejero catalán de Cultura, Santi Vila.

En cualquier caso, al Ejecutivo catalán también se le da otro plazo, este más corto (cinco días), para poder presentar un recurso de reposición ante esta decisión judicial. Vila aprovechó su cuenta de la red social Twitter para anunciar que así lo hará. "Una vez más, tal y como nos tiene acostumbrada la Justicia en este país, nos enteramos por los medios de la resolución de Sijena. Presentaremos recurso", escribe el consejero, en un tuit que ha dejado fijado, lo que quiere decir que es el mensaje al que más importancia concede.

La visión de la DGA

Por su parte, la consejera aragonesa de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, señaló ayer que el objetivo del Gobierno de Aragón es que las 44 piezas que se encuentran en el Museo de Lérida vuelvan a Sijena "de inmediato", porque es donde deben estar por mandato judicial y donde está "todo preparado" para recibirlas.

La consejera hizo estas declaraciones tras conocer el auto del juzgado de Huesca. Y prosiguió: "Hace dos años que estamos pendientes de la ejecución y casi un año de la devolución parcial de 51 piezas. No podemos esperar más". Pérez recordó que el pasado 9 de junio, los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón ya enviaron un escrito a la juez para recordar que la devolución seguía enquistada. "Cataluña debe obedecer los fallos judiciales, más ahora si cabe porque la desobediencia supondrá la apertura de causa penal contra el consejero de Cultura. Confiamos en que este sea el auto definitivo y, en julio, vuelvan a casa los bienes que nunca debieron salir de Sijena. Confiamos también en que julio sea tan fructífero como el del año pasado. Si no lo es, exigiremos por todas las vías el cumplimiento", manifestó la consejera, que considera que es tiempo ya de poner fin a décadas de litigio.

Etiquetas
Comentarios