Despliega el menú
Aragón

La ola de calor eleva los niveles de contaminación en Zaragoza y varias zonas de Aragón

Dos estaciones de la capital han registrado valores por encima de los recomendables de ozono. También se han dado avisos en Huesca, Alagón o Bujaraloz.

Calor en Zaragoza.
Calor en Zaragoza.
Guillermo Mestre

El calor asfixiante con en el que en los últimos días tienen que vivir los aragoneses, elevados sobre todo por haber llegado antes de la fecha del comienzo del verano, suma una nueva afección:el aumento de la contaminación.

Dos estaciones de medición de calidad del aire del Ayuntamiento de Zaragoza y varias de la DGA distribuidos por distintos puntos de Aragón han dado en los últimos días niveles superiores a los recomendados por la Unión en ozono troposférico y, de forma general, se advierten otros tipos de contaminantes como las partículas PM10 -concentraciones de polvo y residuos- por la llegada de masas de aire desde el norte de África.

En Zaragoza en concreto se han dado hasta ahora dos alertas por ozono en la estación de control situada en Las Fuentes los días 18 y 14 de junio, y otra más en la estación de la Avenida ciudad de Soria, cerca de la Aljafería, también el 18 de junio.

Estos avisos se produjeron porque en ambas estaciones se detectaron niveles de ozono por encima de los 120 microgramos por metro cúbico, el valor máximo recomendado por la Unión Europea. Los picos se registraron siempre entre las 17.00 y las 20.00 horas.

¿Qué riesgos tiene?

El ozono troposférico es el mismo gas que sirve a la Tierra de filtro en la estratosfera ante las radiaciones solares, pero que cuando se genera en la superficie puede acarrear problemas respiratorios en grandes concentraciones, especialmente para personas que ya tengan patologías de este tipo.

Pese a esto, Nieves López, jefa de la Sección de Prevención Ambiental del Ayuntamiento de Zaragoza, recuerda que la concentración registrada -los 120 microgramos que marca la UE- es un valor objetivo, y no un límite. “Hay otros contaminantes que por ser más perjudiciales tienen valores límites. En el caso del ozono, siempre que no se superen de forma reiterada estos valores hablamos de un umbral que hay que tener en cuenta para estar atentos y prevenir planes de mejora, pero no de un motivo de preocupación en casos como los que se han registrado en Zaragoza, donde los picos han sido provocados por el calor y la insolación y tras unas pocas horas han vuelto a la normalidad”, señala López.

Los datos registrados por las estaciones del Ayuntamiento son no obstante llamativos. El ozono es un contaminante secundario que se forma tras una serie de reacciones de otros gases emitidos por el tráfico y otras actividades. Por ello, su foco de creación suele estar en las grandes urbes, pero el aire lo desplaza hasta llegar a zonas rurales, donde se suelen detectar los picos. El año pasado, un informa de Ecologistas en Acción ya recogía que, pese a ser Zaragoza el primer foco de emisión, los máximos niveles de ozono se recogían sin embargo en Huesca y Teruel.

“El calor y la radiación solar potencian su creación. El año pasado a estas alturas del año no teníamos ninguna alerta por ozono en Zaragoza, este sin embargo debido al calor sí que las hemos detectado ya”, comenta la responsable de Prevención Ambiental, que explica que ante casos tan puntuales y temporales como este no existe un protocolo específico más allá de avisar a través de los informes públicos de calidad del aire.

La normativa europea solo marca que se lleven a cabo medidas específicas de prevención cuando se superen los 180 microgramos por metro cúbico, un límite aún muy lejano. “Ante episodios como estos la recomendación es la misma que se da con respecto al calor, evitar salir a la calle y realizar actividades que requieran esfuerzo físico en horario de máxima insolación”, explica López.

Tampoco se valora desde el Ayuntamiento que se tomen medidas como las que se dieron hace unos meses en Madrid y Barcelona por la contaminación por óxido de nitrógeno, cuando se limitó el tráfico de vehículos. En Zaragoza, explican fuentes municipales, no existen protocolos de este tipo porque no se dan valores tan altos de este contaminante, aunque sí que existen planes de prevención y de mejora de la calidad del aire a largo plazo.

Otras zonas de Aragón tienen aún más problemas que Zaragoza

A pesar de eto, desde algunas organizaciones como Ecologistas en Acción se lleva tiempo reclamando que se elaboren planes específicos para el control de este contaminante, especialmente en aquellas zonas donde se han dado valores máximos desde 2014, como ocurre en buena parte de Aragón. A nivel nacional, el Ministerio está preparando una normativa de actuación propia que lleve al plano local la regulación europea, al tiempo que la DGA también está actualizando planes de actuación concretos contra el ozono.

Y es que el O3 es un enemigo clásico de la calidad del aire en Aragón, aunque principalmente en zonas rurales. Teruel suele superar casi año tras año la recomendaciones internacionales algunos días en verano, cuando el calor contribuye a su formación, y estos días de ola de calor el sistema de control del aire de la DGA también ha lanzado alertas en distintos puntos por el mismo motivo en Huesca, Bujaraloz o Alagón, donde también se han superado varios días los valores objetivos que marca la UE, incluso con niveles superiores a los de Zaragoza.

Consumo eléctrico

Aragón roza estos días el récord de consumo eléctrico que alcanzó la comunidad en agosto de 2010, con 1680 megavatios. Se espera que este jueves pueda superarse esa cifra, casi alcanzada el pasado jueves, 15 de junio, con una demanda eléctrica de 1620 megavatios. 

Etiquetas
Comentarios