Despliega el menú
Aragón

¿Cuánto gasta Aragón en la atención sanitaria de cada paciente?

La comunidad aragonesa se sitúa como la sexta con mayor inversión por persona, ligeramente por encima de la media.

Cada centro de salud intenta organizarse para atender a todos los pacientes.
Imagen de archivo de un centro de salud de Aragón.
Aránzazu Navarro

La partida que el Gobierno de Aragón destina a la sanidad pública ha ido aumentando en los últimos años. Así lo demuestra el últimos informe sobre el gasto sanitario publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Este documento, que se basa en los datos del año 2015 (el último cuyo presupuesto está complemente cerrado), muestra cómo la comunidad aragonesa ha incrementado la inversión sanitaria que realiza por cada habitante. En concreto, mientras que en 2013 se dedicaban 1.229 euros, en 2015 esta cifra ascendió a 1.469. No obstante todavía se encuentra lejos de los 1.525 de 2011, uno de los primeros años en los que se registraron recortes en esta área.

Con estos datos la comunidad aragonesa se sitúa como la sexta con mayor inversión por persona y se encuentra ligeramente por encima de la media española (1.310 euros). Por delante de ella solo se sitúan País Vasco (1.631), Asturias (1.526), Navarra (1.510), Extremadura (1.501) y Murcia (1.475). En el lado opuesto están Andalucía (1.090), Madrid (1.243) y las Islas Baleares (1.291).

Desde el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón destacan que la evolución que tendrá este indicador en los próximos años es difícil de saber. No obstante, aseguran que el objetivo siempre es aumentar. De momento, en los presupuestos autonómicos de 2016 y 2017 ya se observan incrementos en comparación con la previsión de 2015. En concreto, en los dos últimos años, esta partida ha crecido un 20%. Sin embargo, no hay que olvidar que de los 1.574 millones de euros que estaban presupuestados para 2015, finalmente se gastaron más de 2.136; una cifra muy alejada de los 1.888 previstos para este año.

Por esta razón y otras, determinados sindicatos dudan de cómo será la evolución del gasto sanitario por habitante en los próximos años. “En estos últimos tiempos está aumentando de forma exponencial el gasto farmacéutico y esto va a afectar al importe final que se destina por persona”, subraya Evangelino Navarro, presidente autonómico de Sanidad del sindicato CSIF Aragón. Asimismo, sostiene que una parte importante del dinero público se está yendo hacia los centros hospitalarios privados, “debido al interés de concertar operaciones y habitaciones para disminuir la lista de espera”.

“Por ello, aunque parece que las inversiones en sanidad están aumentado, esto no quiere decir que vayan en beneficio del paciente”, subraya. Como ejemplo señala el último anuncio realizado por el consejero aragonés, Sebastián Celaya. La semana pasada aseguró que la atención sanitaria a domicilio se extendería a toda la Comunidad. “No se hace para que los pacientes estén mejor atendidos o tengan mayor calidad de vida, sino para ahorrar dinero y destinarlo a otras cuestiones. El gasto por paciente pasa de 800 euros diarios en una cama de hospital a 130”, explica Navarro. No obstante, Celaya ya señaló la semana pasada que este ahorro no es real porque las habitaciones de hospital están ocupadas por otras personas.

Más del 50% del gasto para la contratación de personal

Otra de las cuestiones que analiza este estudio es que buena parte del presupuesto del departamento de Sanidad de cada comunidad autónoma va destinado a la contratación de personal cualificado, es decir, desde los médicos hasta los celadores y los administrativos. Todo para que los hospitales y centros de salud de las respectivas comunidades autónomas funcionen correctamente.

Según el mencionado informe, Aragón es la comunidad que destina un mayor porcentaje de su presupuesto a esta cuestión. En concreto, invierte el 52,5% de su partida sanitaria en sueldos, lo que supone un gasto de 1.022 millones de euros. Seguidamente se encuentran País Vasco (51,5%) y Extremadura (51,1%). En el lado opuesto se sitúan Cataluña (35,6%) y la Comunidad Valenciana (38,8%).

“Este dato es positivo, puesto que en Aragón se está contratando casi todo lo que se necesita y se está haciendo al 100% de la jornada”, detalla Navarro. De hecho, pone como ejemplo que en Andalucía las sustituciones se están realiznado al 75% de la jornada laboral. Asimismo, Navarro asegura que Aragón “tiene un mayor gasto de personal por la dispersión geográfica de la población”. Al ser un territorio amplio y con la población muy diseminada, se necesita más personal para atender a todos los ciudadanos, por lo que la inversión en esta cuestión aumenta.

Por el contrario, Aragón es la comunidad con mayor inversión en la formación de los residentes (MIR). En concreto, solo destina 28 millones de euros, un 2,7% del gasto total de sanidad. En el mismo porcentaje se encuentra Cataluña y con uno ligeramente superior están Navarra (2,8%) y Extremadura (2,9%). Por su parte, Madrid (5,7%) y Cantabria (4,8%) son los que más invierten en esta cuestión.

Etiquetas
Comentarios