Despliega el menú
Aragón

La lucha contra la despoblación irrumpe en el debate de los presupuestos de la UE

El Parlamento europeo debatió ayer un informe con las demandas de Aragón y del Foro de Regiones.

El diputado Sergio Gutiérrez, con la presidenta de la Comisión de Desarrollo Regional, Danuta Hübner.
La lucha contra la despoblación irrumpe en el debate de los presupuestos de la UE
M. A. M.

Europa ha tomado buena nota de la reivindicación del Foro de Regiones españolas con desafíos demográficos, al que pertenece Aragón –con el caso de la provincia de Teruel como especialmente grave– para conseguir ayudas de la Unión Europea (UE) que impulsen el crecimiento de territorios afectados por la despoblación.

El Parlamento europeo escuchó ayer en Bruselas (Bélgica) un informe que recoge dicha aspiración, al poner el énfasis en las dificultades que tiene el medio rural para mantener los servicios públicos y la calidad de vida de sus gentes y cómo la UE debe articular sus instrumentos financieros tanto en beneficio de estos territorios como en el suyo propio, pues la despoblación de los pequeños municipios también esta haciendo que Europa pierda peso poblacional en el mundo, sobre todo frente al crecimiento rápido de países en desarrollo.

El texto, elaborado por la eurodiputada de la Alianza Socialistas y Demócratas Iratxe García, pero defendido ante la comisión parlamentaria de política regional por uno de sus compañeros en el grupo, Sergio Gutiérrez, expone que Europa debe ser solidaria y apoyar económicamente a los países del sur de Europa, tal y como ya se hace con el norte de Escandinavia, para mejorar la cohesión de los estados miembros.

El informe generó expectación y abrió un amplio debate entre los eurodiputados de la Comisión de Desarrollo Regional, quienes coincidieron en la gravedad del problema de envejecimiento poblacional al que se enfrenta Europa y en la necesidad de articular medidas de apoyo. En los próximos días se presentarán enmiendas al mismo hasta lograr un texto definitivo que será votado a finales de año y que, de salir adelante, pasaría a la Comisión Europea (el Gobierno de la UE) para que esta institución adoptara un posicionamiento real y concreto respecto a la despoblación.

El momento no puede ser mas oportuno, pues la UE analiza y debate ya las nuevas necesidades de los estados miembros de cara al reparto de Fondos Estructurales de Cohesión 2021-2027. "La demografía tendrá peso en el debate financiero del Parlamento Europeo", aseguro ayer Jan Dzieciolowski, asesor del gabinete de la comisaria de Desarrollo Regional, Corina Cretu.

"No podemos resolver con la política de cohesión fenómenos demográficos que son muy complejos, pero sí podemos aportar dinero y algunos instrumentos e intercambios de experiencias", continuó el asesor de Cretu, quien añadió que España lidera la reivindicación de ayudas por despoblación en toda Europa.

Esta reclamación llega al Parlamento Europeo con el terreno abonado, pues Cretu visitó a finales del año pasado Teruel invitada por el Gobierno aragonés y allí ya anunció su voluntad de ampliar al sur de Europa los fondos que otros territorios reciben para paliar los problemas derivados de la regresión demográfica.

Sergio Gutiérrez apostó por conseguir respuestas concretas al problema del envejecimiento poblacional a partir de 2020 y reclamó igualdad de oportunidades para el mundo rural así como la llegada de inversiones para poder poner en marcha servicios básicos con nuevas instalaciones y hacer frente a su mantenimiento.

La reducción de la población activa frente a la jubilada, que pasara de la actual proporción 4 a 1 a solo 2-1 en 2080 amenaza a Europa y, en particular, a las zonas mas despobladas de Aragón. Gutiérrez reclamó que se tengan en cuenta las peculiaridades de cada territorio y se identifiquen bien aquellos que precisan de ayudas, utilizando si es preciso nuevos criterios, pues el PIB y la densidad poblacional se distorsionan si incluyen datos de amplias regiones con zonas en distinta situación.

Para el eurodiputado socialista, el empleo de calidad, la puesta en marcha de infraestructuras y el mantenimiento de los servicios sociales son cuestiones básicas para mantener a la población en el medio rural. Sistemas de transporte flexibles, políticas fiscales que compensen los costes de movilidad e incentivos para la prestación de servicios itinerantes en zonas rurales, son también algunas soluciones.

Apoyo a servicios básicos

El informe presentado ayer en el Parlamento Europeo y que refleja fielmente la situación de buena parte del territorio de Teruel, aboga, en concreto, porque las arcas públicas apoyen "significativamente" los servicios básicos.

El informe, que destaca que Europa disminuirá en los próximos años el porcentaje que ocupa en el conjunto de la población mundial, pasando de un 6,9% en 2015 a un 5,1% en 2060, pide que se cree un marco jurídico a escala de la Unión Europea que reconozca específicamente los territorios con problemas para que estos puedan recibir apoyo. Añade el texto que el marco financiero plurianual posterior a 2020 debe dar un impulso decisivo al fomento de soluciones a los retos demográficos con financiación adicional.

Etiquetas
Comentarios