Despliega el menú
Aragón

El verano no dará tregua, tras registrarse la primavera más cálida del siglo

La primavera ha dejado en Aragón un ascenso significativo de 1,7 grados en las temperaturas.

El trimestre primaveral de 2017, que comprende los meses de marzo, abril y mayo, ha dejado en Aragón un ascenso "significativo" de las temperaturas medias de 1,7 grados, según el balance que ha ofrecido hoy Rafael Requena, delegado Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Requena ha incidido en que este "significativo" ascenso de las temperaturas es un dato de "especial interés" porque se ha producido durante un trimestre y no en un mes puntual, además de que en Aragón ninguna zona ha registrado en este periodo anomalías negativas.

El mayor ascenso medio se ha dado en la localidad del Pirineo oscense de Bielsa, de 3,1 grados, mientras que la subida mínima se ha registrado en Laguarres, en la Ribagorza, con 0,9 grados.

Trimestre ligeramente seco, gracias al mes de marzo

En cuanto a las precipitaciones, ha explicado que en España este trimestre ha sido una continuación del anterior y bastante seco, algo que en la media de Aragón se ha confirmado con unas precipitaciones del 83% respecto a los valores normales y un déficit promedio para toda la Comunidad de 28 litros.

No obstante, ha resaltado que las precipitaciones registradas durante el mes de marzo, que fue muy húmedo, han permitido compensar el trimestre en Aragón para acabar siendo ligeramente seco en la valoración del conjunto estacional, ya que abril fue muy seco y mayo, seco.

Los valores pluviométricos extremos los ha marcado por un lado la población oscense de Tamarite de Litera, con precipitaciones "1,6 veces por encima de lo normal", ha dicho Requena, mientras que en Borja (Zaragoza) se han quedado en tan solo un 35%.

En cuanto al tercer trimestre del balance del año agrícola, ha señalado que ha sido una continuación del invierno en el que la ausencia de frentes atlánticos ha provocado que en las zonas donde habitualmente se registran mayores precipitaciones hayan disminuido, como en el noroeste, mientras la zona sureste se ha mostrado como una prolongación de lo acontecido en el Levante español, que es donde se han producido los mayores incrementos.

Así, y aunque el balance total ha sido normal con un 96% de precipitaciones con un promedio de 17 litros menos en toda la Comunidad, hay "muchas zonas con un déficit claro", ya que mientras en Alhama de Aragón (Zaragoza) se han quedado en un 64%, en Manzanera (Teruel) han alcanzado el 166%.

En el balance por meses, marzo ha sido muy cálido, con un ascenso de promedio regional de 1,6 grados, y muy húmedo, con un promedio de precipitaciones del 205%; abril fue muy cálido (+1,2 grados), y muy seco, un promedio del 32% de lluvias; y mayo fue extremadamente cálido (+2,3) y seco, con un 73% de precipitaciones.

Registros históricos

En los datos de las temperaturas por ciudades, Requena ha destacado que tanto Zaragoza como "más descaradamente" Teruel han registrado la mayor anomalía positiva de temperaturas de sus respectivos registros históricos, mientras que en Huesca ha sido el cuarto mayor.

Requena también ha explicado que en lo que va del mes de junio, salvo el bajón significativo de temperaturas que se produjo el día 4, el ascenso se ha notado más en Zaragoza y Huesca, a la vez que ha incidido en que a partir del día 10 las máximas han estado por encima de los 30 grados e incluso se ha llegado a los 40, a pesar de lo cual únicamente Teruel, el 14 de junio, ha batido el registro histórico con una temperatura de 38 grados.

Predicción

En cuanto a la predicción de temperaturas para el trimestre junio-julio-agosto, tanto en el cuadrante noreste como en el resto de la península y Baleares, la probabilidad de que sea más cálido es del 50%, de que se sitúe en valores medios del 30% y de que sean inferiores del 20%, por contra en las precipitaciones no prevalece ninguna de las tres categorías, con 33% cada una.

Para los próximos días ha anticipado un repunte de las máximas temperaturas en las próximas 48 horas, a la espera de la posible entrada por el Atlántico de "una vaguada que si entra bien liberaría la masa de aire cálido", aunque en Aragón no se notaría hasta el lunes.

"Frío no va a hacer", ha apostillado Requena, ya que el verano es la estación en la que es normal que se den las temperaturas más altas.

Etiquetas
Comentarios