Despliega el menú
Aragón

Un tanatorio en la puerta de casa

El Ayuntamiento de la localidad zaragozana de Acered está a punto de abrir un velatorio cuya instalación ha sido denunciada por uno de sus vecinos.

Tanatorio de Acered
Tanatorio de Acered
Funeraria Bilbilis

La instalación de velatorios en algunas localidades aragonesas es un servicio que no siempre cuenta con el beneplácito de todos sus vecinos, sobre todo cuando la ubicación de esta salas de duelo se encuentran pegadas a una vivienda. El tanatorio que en breve se abrirá en la localidad zaragozana de Acered se encuentra en el centro del pueblo, en la plaza de la Iglesia, entre dos casas habitadas, cerca del Ayuntamiento, la iglesia y el consultorio.

“Creo que no es el mejor emplazamiento para este servicio. Los cabeceros de las camas de mi casa pegan pared con pared con el tanatorio”, explica Julián Abad, propietario de la vivienda contigua al velatorio instalado en el local que ocupaba anteriormente una entidad bancaria.

El pasado 9 de enero, Abad presentó en Sanidad, ante un abogado, un escrito en el que denunciaba irregularidades en las obras del tanatorio (falta de insonorización) y en los efectos que podría conllevar su instalación (ruidos y olores). Posteriormente, “cuando estuvo allí el arquitecto los únicos permisos que tenían era los de obras, pero nada con respecto a las condiciones que Sanidad exige para este tipo de espacios. El alcalde me dijo que tramitarían esas autorizaciones y que, una vez hechas, lo abrirán. Pero no creo que a fecha de hoy esté todo en regla porque no ha habido tiempo suficiente para realizar esas gestiones”, añade.

Julián Abad también recuerda que “en un principio, el Ayuntamiento acordó construir el tanatorio a las afueras del pueblo, en la carretera que va de Calatayud a Acered. Pero resulta que en vez de hacerlo donde se acordó en el pleno ha hecho de su capa un sayo. Además, está en el bajo de una casa que está habitada. Es un tubo sin salida, con solo una puerta de acceso por la que apenas cabe un féretro”.

“Una comodidad para el pueblo”

El alcalde de Acered, Conrado Sicilia, explica que el tanatorio que el ayuntamiento arrendará a la Funeraria Bilbilis "ya está terminado" y que su apertura "es inminente. Contamos con los permisos del Inaga y solo falta ultimar la licencia municipal y la de fin de obra. Todos los trámites siguen su curso y están en regla”.

En la localidad e Acered, de poco más de 200 habitantes, la denuncia de Abad “ha sido la única que se ha registrado”, señala Sicilia. El alcalde indica que “en su momento los dos vecinos propietarios de las viviendas anexas al local donde se ha instalado el velatorio fueron notificados con acuse de recibo acerca del proyecto que el Ayuntamiento iba a llevar a cabo en esa ubicación”.

Defiende, además, que es “una comodidad para el pueblo porque a otros municipios les cuesta dinero contar con este tipo de servicios y a nosotros, no”. Respecto a la denuncia por olores y ruidos, el alcalde de Acered asegura que el local reúne todos los requisitos para su apertura: “Si no cumpliese con la normativa no lo abriríamos. Se han seguido todos los pasos y los técnicos de la empresa que lo va a gestionar están preparados para actuar ante cualquier eventualidad”.

Etiquetas
Comentarios