Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El apellido materno en primer lugar: la opción elegida por 408 familias desde 2010 en Aragón

No es común que las parejas se planteen esta posibilidad. La Reforma del Registro Civil abolirá la preferencia por defecto del apellido paterno.

Desde el año 2010, un total de 408 familias aragonesas han solicitado poner en primer lugar el apellido de la madre a la hora de inscribir a su hijo recién nacido en el Registro. Una posibilidad que no todo el mundo conocía y que pocas parejas 'bien avenidas' se planteaban hasta ahora. Pese a ello, el fenómeno ha ido 'in crescendo' y mientras que en 2010 solo se decantaron por esta opción 35 familias, en 2016 ya fueron 69, según los datos que maneja el Ministerio de Justicia.

Esta posibilidad existe desde el año 2000, aunque en la misma modificación del Reglamento del Registro Civil que la contemplaba se dejaba claro que, salvo que el padre y la madre, "de común acuerdo", decidiesen lo contrario antes de llevar a cabo la inscripción, "el primer apellido de un español es el primero del padre y el segundo apellido el primero de los personales de la madre". Ahora, parece que esta dinámica está a punto de cambiar y que pronto dejará de tener preferencia el apellido del padre: si los progenitores no llegan a un acuerdo en el orden de transmisión de sus apellidos, será el encargado del Registro Civil quien, en última instancia, tome la decisión "atendiendo al interés superior del menor".

Hasta ahora, para solicitar que el apellido materno fuese en primer lugar en niños de padre y madre conocidos, las familias tenían que enviar una solicitud al juez encargado del Registro Civil y emitir una declaración de mutuo acuerdo respecto al orden de los apellidos. En caso de no existir consenso, se daba, por defecto, preferencia al apellido paterno.

Pendientes de la reforma

En principio y según estaba previsto, a finales de este mes debería entrar en vigor una reforma del Registro Civil que se aprobó en el 2011 pero que lleva años coleando. Sin embargo, el Grupo Popular ha presentado en los últimos días una enmienda en el Senado para tratar de retrasarla todavía más: hasta el 30 de junio de 2019. La citada reforma del Registro Civil conlleva muchos otros cambios de carácter estructural y organizativo que el PP considera que no ha dado tiempo a preparar debido al periodo de gobierno en funciones y a la "complejidad" que supone un"cambio absoluto respecto al modelo anterior".

¿Una cuestión baladí?

La cuestión del orden de los apellidos ha llegado a ser tildada de "banal" en reiteradas ocasiones pero algunas familias la consideran, incluso, algo fundamental. Valga como ejemplo el caso del escritor y periodista aragonés Raúl Gay. Su pareja dará a luz en octubre y ambos tienen claro que, haya o no haya entrado en vigor la reforma, solicitarán la inscripción del apellido de la madre en primer lugar. Son varios los motivos y Gay los expone sin tapujos: "Yo me apellido Gay. En los años 80 no pasaba nada pero en la época de internet he llegado a estar harto de las confusiones y de que la gente me envíe fotos de su pene por las redes sociales", explica en primer lugar. Cuenta, incluso, que en un principio hasta Facebook malinterpretaba las cosas y le impedía crear una cuenta que incluyese su primer apellido: "Me tuve que poner Raúl G. Navarro". Con el paso de los años, la red social acabó aceptando su nombre de familia, un apellido bastante frecuente en Navarra y Aragón.

Sin embargo no es la única razón de la pareja para haber tomado esta decisión. Los padres de la futura Vega Castelló consideran "estúpida" la costumbre de mantener la preferencia del apellido paterno y Gay reflexiona sobre ello en su blog personal: "Si escogemos entre los dos el nombre, ¿por qué no el apellido? (...) Llevamos siglos de preferencias masculinas. Me parece arcaico que una mujer tome el apellido del marido al casarse, como sucede en Estados Unidos. Pero que un hijo tenga el apellido del padre es también machismo, aunque quizá en otro grado". El escritor asegura que fue él quien hizo la propuesta a su pareja y se plantea, además, que si el orden de los apellidos es, para algunos, "una ocurrencia y no aporta nada (...) ¿por qué escuece a ciertos hombres?".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión