Aragón

Heraldo Joven

Siete usos de las redes sociales para presumir

Fotos haciendo deporte, de comida sana o de viajes increíbles triunfan en las redes sociales. Y sí, se suben para presumir.

Las redes sociales están llenas de imágenes que se emplean para presumir de una vida perfecta.
Las redes sociales están llenas de imágenes que se emplean para presumir de una vida perfecta.
Freepik

Las redes sociales se han convertido en instrumentos esenciales para compartir con los demás el día a día. Todo el mundo (o casi) tiene entre su red de contactos a personas que emplean estas plataformas para presumir de una vida perfecta. La cuestión es que, por mucho que alguien se queje, todas las personas acaban cayendo en la tentación de presumir.

Seguro que alguna vez has presumido de...

 

Hacer ejercicio: lo más habitual es dejar ver la intensa jornada de ejercicio que se avecina, o el cansancio (y éxito posterior). Por ello, triunfan las imágenes de equipamientos deportivos preparados o personas exhaustas con una gran sonrisa.  Creerse concursante de 'Masterchef': nunca antes había costado tanto preparar el desayuno como desde que llegó internet. Ahora no vale solo con mostrar unos alimentos saludables, si no que hay que hacerlo con una estética perfecta e impoluta.  Proclamar la felicidad amorosa: este es uno de los usos más extendidos. Fotografías, vídeos, dedicatorias o canciones. Todo vale para mostrar lo feliz que se es, junto a esa persona.  Convertirse en 'blogger': la última adquisición, el 'outfit' para una salida nocturna o el 'look' para los eventos. La moda también satura las redes sociales con usuarios que muestran su fondo de armario para aconsejar a unos y para dar envidia a otros.  Creerse fotógrafo profesional: aquí interviene el mundo filtro. Desde que las redes sociales incorporaron multitud de efectos para las fotografías, hay más de uno que se cree que ya no necesita saber más sobre fotografía. Presumir de un 'viaje 10': y por supuesto de una compañía inmejorable. Playas paradisiacas, cumbres nevadas y aventuras increíbles y la moda de las piernas en la piscina o en el mar, todo vale para presumir de la experiencia.  Alardear de tener una tierna mascota: está claro que son adorables, pero que el perro, gato u otro animal tengan su propia cuenta en la red social quizás es un poco excesivo. - Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios