Despliega el menú
Aragón

Los padres del Cuarte 3 pedirán un "cambio masivo" de centro si las obras no llegan a tiempo

Educación negocia su licitación, pero avisa de que habrá que ocupar el área de psicomotricidad si no acaban para septiembre.

Los padres del colegio público Cuarte 3 están "indignados". Este adjetivo, y muchos otros, compartieron ayer en un escrito en el que se mostraron desilusionados por los retrasos en la construcción del centro, que se abrió este mismo curso en su fase de infantil y que para septiembre debía tener terminadas todas sus fases. Sin embargo, la rescisión del contrato con la adjudicataria, tras comprobar que habían paralizado los trabajos, dilató el proceso.

Este hecho motivó que la DGA sacara a licitación una actuación intermedia para construir el gimnasio y aulas de primaria temporales, de manera que se garantizara el paso de un ciclo a otro y se agilizaran las obras. Ninguna empresa se presentó al concurso y, ahora mismo, aunque la DGA negocia con algunas para que se hagan cargo de su construcción, no está garantizada ni siquiera esta fase provisional para el próximo curso.

La asociación de padres y madres del centro manifestó ayer su descontento con la situación y amenazó con pedir un "cambio masivo" de colegio si en septiembre no ha finalizado esta parte de las obras. Además, la ampa dijo no estar dispuesta a aceptar un inicio de curso como el pasado, cuando, según denuncia, había en la parte de infantil suelos sin poner o el comedor sin terminar, situación que se extendió hasta noviembre.

Otra de las críticas que hicieron los padres es que su colegio sea el destinatario de un aula extra en 1º de infantil, teniendo en cuenta que no está terminada su edificación. Ante la necesidad de abrir un aula extra en Cuarte de Huerva por la cantidad de niños que comienzan en el municipio su etapa escolar, Educación optó por hacerlo en el Ramón y Cajal, pero posteriormente se decidió ubicar esa unidad extra en el Cuarte 3, motivo por el cual los padres del centro afirman que la DGA ha actuado "otra vez" con mala previsión.

Según explican, el Departamento les ha informado de que, de no llegar a tiempo los trabajos, la sala de psicomotricidad será dividida para albergar las clases de primaria y una de infantil, un extremo que la ampa dice que "no va a permitir". "No es un espacio seguro ni suficiente para ubicar tantas aulas, aunque sea de manera puntual", censuraron.

Etiquetas
Comentarios