Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

La UZ empieza a recuperar los ingresos para investigación, pero reduce su personal

El importe de contratos de I+D permite costear 26.000 euros anuales del sueldo de cada contratado por la UZ.

Laboratorio de la Universidad de Zaragoza
Laboratorio de la Universidad de Zaragoza
H.A.

La investigación ha sido una de las áreas de las universidades más resentidas por los recortes que se implantaron a raíz de la crisis económica. Sin embargo, parece que, tras varios años malos, los ingresos vuelven a incrementarse. Según el último informe emitido por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (Crue), la Universidad de Zaragoza ya ingresa por proyectos de investigación unas cantidades similares a las de 2012 y 2011. En concreto, en 2015 (último dato analizado por este organismo) se consiguieron 17,5 millones de euros por esta vía.

Entre ellos destaca el importante ascenso vivido en la financiación realizada por el Gobierno de Aragón, que de 2014 a 2015 incrementó en un millón de euros su inversión. Asimismo, de diversos fondos europeos también se han ingresado un millón de euros más, pasando de 4,7 a 5,7 millones. Por el contrario, la única fuente de financiación que ha seguido reduciendo su inversión ha sido el Estado (de casi 11 millones a 9,5). Una situación que se ha repetido en la mayoría de las universidades españolas. “Hace falta una apuesta de verdad. Es preciso que haya coherencia entre el discurso, el presupuesto y las medidas. En situaciones de emergencia, necesitamos que se pongan en marcha medidas con carácter urgente”, reclamó al Estado el presidente de Crue en I+D+i, José Carlos Gómez.

Al mismo tiempo, valoró el esfuerzo realizado por los campus universitarios al ser capaces de seguir manteniendo “un buen nivel de producción científica y de transferencia, pese a haber sufrido una gran bajada en la financiación que recibían destinadas a estas actividades”. Por ejemplo, cada año, el campus público aragonés sigue publicando unos 1.900 artículos científicos y patenta una decena de inventos. De hecho, en los últimos tiempos se ha percibido un importante incremento por los ingresos de patentes: de 84.000 euros en el año 2012 a los 228.662 de 2015. Según los datos ofrecidos por la institución académica, esta cifra ascendería hasta los 342.795 euros en 2016.

El vicerrector de Política Científica, Luis Miguel García Vinuesa, ha enfatizado en los últimos meses que se vive “una clara reactivación de la I+D+i en la Universidad”, después de “unos años terribles de captación de fondos para líneas de trabajo o infraestructuras”. En concreto, desde el año 2008, se han perdido hasta un 50% de los fondos con los que solían contar.

Menos personal docente e investigador

Este último año ha aumentado de manera considerable el importe de ayudas para recursos humanos en la Universidad de Zaragoza. En concreto se ha pasado de alrededor medio millón de euros en 2014 a casi 8 millones en 2015. Según la valoración realizada por la Crue, esto se debe fundamentalmente a la convocatoria de ayudas al empleo de los programas de Garantía Juvenil (Fondo Social Europeo).

Sin embargo, este incremento no se ha visto reflejado en el volumen total de personal docente e investigador (PDI), que ha descendido por primera vez en los últimos cinco años. En 2015 había contratadas 3.864 personas, un centenar menos que en 2014. Esto ha provocado que el dinero destinado a la contratación de I+D+i también se haya reducido: de 10,3 millones a 9,9.

Además de estas cuestiones, el estudio incluye nuevos parámetros de análisis. Entre ellos destaca el importe que cubren los contratos I+D por cada contratado. Según la Crue, de media, esta cuantía alcanza en la UZ los 26.100 euros anuales. Una cifra que se sitúa en la parte media-baja si se tiene en cuenta todo el panorama nacional. Por ejemplo, en universidades como la de León, este importe asciende a 133.591 euros mientras que en otras como la Francisco de Vitoria solo se sitúa en unos 12.500 euros.

Apoyo unánime en la Ley de Investigación

La consejera de Innovación del Gobierno aragonés, Pilar Alegría, consiguió esta semana el apoyo de todos los grupos de las Cortes de Aragón para sacar adelante el proyecto de Ley de Investigación e Innovación de Aragón, que su departamento proyecta llevar al parlamento a partir de septiembre.

Esta legislación tiene por objetivo actualizar la aprobada en 2003 por el Parlamento aragonés, armonizar su contenido con la legislación estatal y adaptar su contenido a los planteamientos del Espacio Europeo de Investigación. Además, introduce los compromisos del Pacto por la Ciencia suscrito el pasado mes de diciembre por todos los grupos políticos: el Gobierno de Aragón destinará a corto plazo el 1,3% del PIB al I+D+i y esta cantidad se irá aumentando progresivamente hasta alcanzar la media europea (1,8%).

Con estos cambios, los investigadores tendrán una categoría profesional específica que les dará una capacidad de movilidad similar a la de sus colegas europeos. También permite garantizar el buen funcionamiento del Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) y la mejora de financiación de la Fundación Araid (Agencia Aragonesa par la Investigación y el Desarrollo).

Etiquetas
Comentarios