Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El fiscal superior asegura que en Aragón nunca han recibido presiones políticas

Las actuaciones respecto a la violencia de género y los delitos de corrupción han centrado las intervenciones de los portavoces parlamentarios.

El fiscal superior de Aragón, José María Rivera, ha asegurado este lunes que en la Fiscalía de la comunidad "nunca, nunca" se han recibido presiones políticas y tampoco órdenes respecto a asuntos concretos procedentes de la Fiscalía General del Estado.

Rivera ha comparecido este lunes ante la Comisión Institucional de las Cortes para presentar la memoria anual de la institución correspondiente a los años 2014 y 2015, donde las actuaciones respecto a la violencia machista y los delitos de corrupción han centrado las intervenciones de los portavoces parlamentarios.

El fiscal superior ha insistido en la "gran libertad" que tienen los fiscales en Aragón y en el respeto que siempre se profesa a sus decisiones.

Así ha contestado ante las alusiones de algunos portavoces a la situación de descrédito que, según ha señalado por ejemplo Maru Díaz, de Podemos, vive la Fiscalía en el país, especialmente la Anticorrupción.

La diputada, no obstante, ha señalado la "valentía" de muchos fiscales y su "dignidad profesional" frente a la "obstrucción" o las "presiones".

Rivera, por su parte, ha recordado en relación con los delitos económicos y de corrupción que en la Fiscalía provincial de Zaragoza se pensó hace un tiempo que era bueno profundizar en la especialización de determinados fiscales en la materia, y por eso se creó una sección de investigación de estos delitos que ha funcionado "perfectamente" y en coordinación con la Policía Nacional, la Guardia Civil, la administración tributaria y la Seguridad Social.

La violencia de género ha centrado la comisión

La violencia machista, tras un fin de semana en el que en España han sido asesinadas tres mujeres por sus parejas o exparejas, ha centrado gran parte de la comisión.

Según la memoria del ejercicio de 2015, una mujer fue asesinada en ese año, en el que se abrieron 2.464 procedimientos penales (un 6% más que en 2014).

Y en 2015 se produjeron 442 sentencias condenatorias por delito, 59 por delito leve y 49 por falta, y 249 absolutorias, frente a las 251 del año anterior; mientas que se dictaron 165 órdenes de alejamiento (110 en 2014, es decir, un 50 por ciento menos el año anterior).

Además, se solicitaron 552 órdenes de protección en 2015 y se concedieron 454, frente a las 314 concedidas de las 404 que se pidieron en 2014.

Rivera ha apostado, en esta materia, por integrar los casos de violencia doméstica en los juzgados especializados de violencia de género.

Y ha reconocido la "frustración" de jueces, fiscales y abogados ya que a pesar de haberse puesto medios legales y procesales para acabar con esta lacra, no se acaba de parar la violencia machista.

También porque muchos procedimientos acaban con absolución debido a que algunas mujeres, únicos testigos de cargo, se niegan a declarar.

A pesar de ello, Rivera se ha mostrado satisfecho porque se ha conseguido que la violencia machista coseche un "rechazo absoluto" entre la sociedad.

Falta de profesionales específicos

Por otro lado, el fiscal superior ha explicado que sigue sin resolverse el problema de la falta de personal específico de secretaría de la Fiscalía de Aragón, funciones que desempeñan los funcionarios de la Fiscalía Provincial de Zaragoza.

Y ha dicho que en la comisión mixta de coordinación de la Fiscalía con el Gobierno de Aragón, que se reúne dos veces al año, se ha hecho hincapié en este problema.

A juicio de la aragonesista María Herrero, la falta de personal de la que hablan todas las memorias que se presentan se debe a la insuficiencia presupuestaria con la que fue dotada la transferencia de los medios materiales y humanos de Justicia a la comunidad autónoma, que ha tenido que compensarse con un "esfuerzo" por parte de la administración autonómica que, sin embargo, aún es "insuficiente".

Respecto a los medios tecnológicos, Rivera ha llamado la atención, entre otras cosas, sobre la "disfunción" que supone que las fiscalías autonómicas utilicen diferentes programas informáticos, que deberían de ser "unificados".

La Fiscalía de Aragón, no obstante, trabaja para lograr el éxito en la implantación del llamado "papel cero", y se muestra "totalmente partidaria" de las declaraciones por videoconferencia, que ahorran "tiempo, dinero y esfuerzo", ha dicho Rivera.

Por parte de los portavoces, Ramiro Domínguez, de Ciudadanos, ha insistido en la necesidad de perseguir los delitos económicos y de corrupción "sin piedad" y en avanzar en la formación y especialización de los fiscales, todo ello para conseguir agilizar la Justicia.

El popular Fernando Ledesma también ha insistido en que es necesario dotar a la Fiscalía de más personal y avanzar en la implantación de la nueva oficina judicial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión