Aragón
Suscríbete

Los partidos reclaman responsabilidades a Echenique por pagar en negro a su asistente

Critican su "doble rasero" tras la multa impuesta por infracción muy grave y el PP plantea su dimisión. Podemos respalda a su secretario de Organización y comparte su versión de culpabilizar al trabajador.

El líder de Podemos-Aragón, Pablo Echenique, en los pasillos de las Cortes en una foto de archivo.
Los partidos reclaman responsabilidades a Echenique por pagar en negro a su asistente
O. Duch

Los partidos aragoneses exigieron ayer al secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que asuma sus responsabilidades tras la multa por infracción muy grave que le ha impuesto la Inspección de Trabajo por contratar irregularmente a su asistente. Sin fisuras, censuraron su actitud y muy especialmente su pretensión de culpabilizar al trabajador, cuando el expediente sancionador deja muy claro que Echenique incumplió la ley al pagarle en negro por asistirle todas las mañanas en sus tareas personales, sin haberle darle de alta en el régimen general de la Seguridad Social.

Como informó ayer HERALDO, la Inspección de Trabajo ha constatado que el líder de Podemos-Aragón mantuvo en situación irregular al trabajador en los dos periodos en los que contó con sus servicios. El primero, desde septiembre de 2011 hasta junio de 2012, que ha prescrito por haber transcurrido más de cuatro años, y el segundo, desde marzo de 2015 hasta abril de 2016, por el que se propuso una sanción de entre 10.001 y 25.000 euros.

La portavoz adjunta del PP, Marián Orós, fue aún más lejos e incidió en que Echenique debería plantearse dimitir por la "incoherencia" entre su discurso y la irregularidad, constatada por la Inspección de Trabajo.

De forma unánime, los grupos políticos subrayaron que la legislación laboral la deben cumplir "todos", aunque tanto el PSOE como IU optaron por mantener un perfil bajo en las críticas al líder del partido del que son socios. El portavoz socialista, Javier Sada, habló de la importancia de la ejemplaridad, de la necesidad de que Echenique explicaciones y "asuma lo que tenga que asumir", mientras el coordinador de IU-Aragón, Álvaro Sanz, se limitó a señalar que la ley debe cumplirse.

Mucho más duros fueron el resto de partidos. La popular Marián Orós cargó contra el "cinismo" de Echenique a la hora de responsabilizar al trabajador de su irregularidad pese a demostrar la Inspección de Trabajo todo lo contrario. Y envió de paso un recado al presidente aragonés, Javier Lambán: "Cada vez que hablen de la calidad del empleo en Aragón, debería recordar que su socio pagaba en negro a su asistente".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, no se quedó atrás y tildó de "colmo de la inmoralidad" que Echenique descargue toda la responsabilidad en su exasistente. "Su credibilidad está muy minada", dijo antes de aseverar que debe asumir la responsabilidad administrativa por la sanción y la responsabilidad política. "Si no la asume, debería exigírsela su grupo político", añadió.

En la misma línea, la portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, criticó que culpabilice al trabajador e instó al líder podemista a actuar "en conciencia". Y el portavoz de CHA, Gregorio Briz, lamentó que Echenique se pase la legislación laboral "por el arco del triunfo", tal y como se constata en un expediente "con datos objetivos y cuantificado". También desaprobó su "doble rasero" cuando la honestidad y la ética deben estar "por encima de todo" en la clase política.

Defensa cerrada del partido

Podemos cerró filas y respaldó a su secretario de Organización. En una rueda de prensa en el Congreso, la dirigente nacional y portavoz parlamentaria, Irene Montero, señaló que Echenique había dado las explicaciones necesarias, "como siempre", defendió que recurra la multa y compartió su versión, centrada en culpabilizar al trabajador y sostener la "injusticia" por la aplicación "restrictiva" de la legislación laboral.

Por Telegram, la portavoz en las Cortes de Aragón, Maru Díaz, consideró "exagerada" la cobertura del caso, que a su juicio denota el "intento" de igualar la corrupción con una sanción administrativa". Sin entrar a valorar la irregularidad de su jefe de filas, optó por criticar "las injusticias en torno a la dependencia", de cuyo agravamiento achacó al "partido más corrupto de Europa".

En la polémica también entraron, a preguntas de los periodistas, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo y el diputado nacional de C’s Toni Cantó. El primero señaló que Podemos no puede "dar lecciones" después de la sanción de Echenique y lamento que "siempre" cuestionen las resoluciones que les perjudican, mientras el segundo planteó a Echenique que pague su multa y vio "penoso" que en Podemos hagan lo contrario de lo que defienden.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión