Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

#YoComproEnAragón

Heraldo del Campo

Cereza gourmet al inicio de la primavera

Fruit Luxury es una empresa situada en la localidad oscense de Albalate de Cinca que lanza a primeros de abril al mercado sus frutas más tempranas.

Javier de Pablo, de la empresa familiar oscense Fruit Luxury, muestra las cerezas que cultiva.
Javier de Pablo, de la empresa familiar oscense Fruit Luxury, muestra las cerezas que cultiva.
J.L. Pano

¿Se puede comer cerezas a comienzo de primavera? Sí y de una calidad excepcional, tanto que en algunos establecimientos gourmet ocasionalmente se ha llegado a pagar hasta 80 euros el kilo. Son las cerezas que comercializa la empresa familiar Fruit Luxury, situada en la localidad oscense de Albalate de Cinca, al frente de la cual se encuentra Javier de Pablo. Sus cerezas se exportan en un 95% a países del hemisferio sur, China, Emiratos Árabes y buena parte de Europa. En el mercado se pueden encontrar sus tres marcas ‘Rouge Pearls’ (súper extra), ‘Pearl cherry’ (cereza de calidad estándar) y una nueva que saldrá al mercado nacional pero solo con venta ‘online’.

El precio lo marca la temporalidad. «La primera semana de abril los precios pueden alcanzar entre los 20 y los 80 euros a la venta, en mayo estaremos en 10 o 12 euro y dentro de 15 días puede llegar a 0,80 o 1 euro. La época buena para producir es abril que lo hacemos todo en invernadero, en mayo producimos casi sin invernadero y en junio empieza la guerra de precios», explica De Pablo.

Dar valor a su mercado adelantando la producción fue lo que llevó a este emprendedor a invertir en un gran invernadero. «Somos desde hace muchos años cultivadores de cereza convencional y decidimos hace ocho cultivar en invernadero para especializarnos y coger nicho de mercado. Queríamos poner freno a la bajada de precios y, sobre todo, ser los primeros en entrar en el mercado en sitios interesantes que luego te ayuden a vender la de mayo y junio más cara que los demás. Al final es posicionamiento de marca», cuenta.

El 5% que se queda en el mercado nacional va a tiendas gourmet, restaurantes, catering o cadenas hosteleras de Madrid y Barcelona. «Algo se vende en frutería pero muy poquito. Vamos a un sector que es capaz de pagar mucho más», señala. Y explica que esta empresa familiar produce variedades que en el campo «vendrán dentro de veinte días y son muy buenas», con lo que se adelanta la producción un mes y medio para competir con variedades superiores. «Cuando llega el verano ya competimos de igual a igual aunque al habernos posicionado un mes antes a veces podemos tener un mejor precio», explica De Pablo.

Su producción en invernadero ronda los 40.000 kilos y 150.000 kilos en campo. En cuanto a la calidad del producto, «es una cereza que cruje cuando muerdes y tiene 22 grados de azúcar cuando la de campo tiene 13 grados», matiza.

Dados los buenos resultados Fruit Luxury se plantea ahora llevar la experiencia de la cereza a otras frutas como el melocotón.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión