Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El soldado detenido por poner cámaras en duchas de Castillejos II está ahora en Ceuta

Una militar fue la que descubrió el dispositivo en los vestuarios femeninos. La Guardia Civil encontró también imágenes íntimas que el investigado grabó a familiares en sus domicilios.

El soldado que está siendo investigado por dos juzgados –uno militar y otro civil– por colocar presuntamente una cámara oculta en las duchas de los vestuarios de sus compañeras pertenecía a la extinta Brigada Castillejos II (ahora Brigada Aragón I). Tras abrirse la causa contra él, fue destinado a Ceuta, donde continúa desempeñando su trabajo como militar.

La primera investigación fue abierta el 7 de julio de 2016 por el Juzgado Togado Militar número 32 de Zaragoza. En su auto, la magistrada Victoria Tena Planas recogía que tres días antes una soldado que se encontraba limpiando los vestuarios femeninos encontró en el suelo de las duchas una cámara pegada a un trozo de cinta aislante y otro de velcro. Al mirar al techo, observó que podía haberse desprendido de una zona oculta del techo entre dos duchas, por lo que comunicó los hechos a sus superiores.

Posteriormente, al analizar la cámara se comprobó que en los archivos había imágenes de mujeres soldado cambiándose de ropa y aseándose. Las pesquisas abiertas por la Guardia Civil permitieron identificar y detener a A. G. como presunto autor de un delito contra la intimidad. Aunque llegó a admitir que la cámara era suya, el investigado se acogió después a su derecho a no declarar y fue puesto en libertad provisional.

Al mismo tiempo, se le requisaron otros dispositivos electrónicos como su teléfono móvil y una tablet para ser analizados. Los agentes encontraron allí imágenes de escenas íntimas de familiares de A. G. que aparentemente habían sido grabadas también con cámaras ocultas, por lo que se decidió comunicar los hechos a los juzgados civiles y, por reparto, las diligencias recayeron en el de Instrucción número 3. La magistrada titular del mismo todavía no ha tomado declaración al investigado.

Por otro lado, se está a la espera de recibirse informes técnicos de la Guardia Civil sobre las imágenes, para saber cuánto tiempo podían llevar puesto el dispositivo de grabación. También habría que identificar a las mujeres que aparecen en las mismas para ofrecerles acciones como perjudicadas. Recientemente se ha efectuado un nuevo registro en su domicilio actual de Ceuta y se ha analizado su ordenador persona pero no se ha encontrado nada sospechoso.

El Juzgado Togado Militar levantó el secreto del sumario hace escasa fechas. Su abogado defensor, el penalista Javier Notivoli, declinó ayer hacer cualquier manifestación sobre el mismo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión