Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón obligará a los campamentos a reforzar la seguridad con planes de autoprotección

El Instituto de la Juventud aumentará las inspecciones este verano, antes de que entre en vigor el nuevo decreto en 2018. El año pasado detectó incidencias.

Un campamento en Villanúa, un municipio al que llegan cada verano más de 700 niños.
Un campamento en Villanúa, un municipio al que llegan cada verano más de 700 niños.
Javier Broto

Aragón batió el año pasado su récord de campamentos juveniles, con 465, la mayoría localizados en el Pirineo, en los que participaron 27.582 menores y 4.815 monitores. Este año se espera igualar e incluso superar esas cifras. Será la última campaña regulada mediante el decreto de 1997 de Actividades Juveniles en el Tiempo Libre, ya que está previsto aprobar el nuevo este verano, aunque no se empezará a aplicar hasta 2018. "Eso sí, estaremos supervisando que se cumple a rajatabla la actual normativa y reforzaremos las inspecciones", anunció el director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Adrián Gimeno.

Una de las novedades es la exigencia a los promotores de un plan de autoprotección. El anexo del decreto, cuyos flecos están analizando los servicios jurídicos, regulará el contenido mínimo: salidas de evacuación, medios disponibles, refugios alternativos en caso de desalojo..., y es que cada verano algún grupo de niños acaba en un polideportivo al inundarse las tiendas por una tormenta. El plan deberá incluir las excursiones fuera del recinto, contemplando, por ejemplo, si se va a zonas con o sin cobertura de telefonía móvil o dónde cobijarse en caso de tormenta. "Queremos que todo el mundo sepa cómo actuar en una emergencia. No nos bastará ya hacer un simulacro de evacuación sino que esté plasmado por escrito", señaló el director del IAJ.

Para poder redactarlos, este organismo prevé dar formación a lo largo del año a las entidades. Este verano, durante las visitas inspectoras, también se les comunicará, ya que la mayoría repiten en los mismo lugares.

La reforma del decreto, con 20 años de antigüedad, era un compromiso del Gobierno de Aragón para esta legislatura que Gimeno ya anunció a principios de 2016 en las Cortes. Su necesidad quedó todavía más patente tras la  muerte de una menor de 15 años en julio pasado a causa de una caída durante una excursión nocturna por el valle de Añisclo.

Otras novedades se refieren a la ratio de monitor por usuario, que pasa de uno por cada 12 a uno por cada 10, o a la notificación por medios electrónicos. Hasta ahora solo era posible comunicar la actividad en papel y en el registro. El cambio dará más agilidad para responder a cualquier modificación en el programa. También se hará una clasificación específica de las actividades de aventura y las titulaciones exigidas. "Para hacer un rápel, puenting o barranquismo, no basta con ser monitor", observó Gimeno. Mayoritariamente, ya se contrata a empresas especializadas, pero ahora se regulará, lo que da, dijo, "seguridad y tranquilidad ya no solo a las familias sino a los propios monitores y directores".

El IAJ prevé reforzar la vigilancia este verano. Ha aumentado el presupuesto de la empresa contratada al efecto, para llegar a más campamentos y hacer el doble de visitas. El año pasado se revisaron casi el 90%, pero se quiere examinar todas las actividades y durante más días.

En 2016, detectó algún problema en 118 de los 465 campamentos juveniles, con 155 incidencias (uno mismo presentaba varias deficiencias), pero el número es significativamente menor a los de 2014 (309) y 2015 (183). Más de la mitad, un 59%, por no haber realizado simulacro de evacuación; un 19% porque no se designaba responsable en ausencia del director; y un 18% por falta de datos de la entidad y su responsable en la notificación. Incidencias que se resolvieron en el mismo instante de la supervisión.

El director del IAJ aclaró que los datos de los campamentos se remiten a las comarcas, con competencias en protección civil; al 112, para que los tengan localizados; a Sanidad, porque los veterinarios comprueban los ratios de urinarios o la captación de aguas; y a los técnicos de Montaña Segura, que revisan el programa de actividades y los asesoran.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión