Aragón
Suscríbete

La Universidad de Zaragoza quiere ofrecer un MBA y hasta seis nuevos dobles grados

El de Física y Matemáticas será una realidad en septiembre y se estudian otros de tipo sanitario. Los másteres se podrían reforzar con otro de Agricultura 4.0 y uno de Drónica en Teruel.

Paraninfo, símbolo de la UZ.
Paraninfo, símbolo de la UZ.
Oliver Duch

La sociedad demanda trabajadores versátiles y con la cabeza bien amueblada. Nadie sabe cuáles serán las profesiones del futuro, como nadie sabía que internet podía existir o que la nanociencia iba a revolucionar el mundo, pero una de las claves del éxito es saber adaptar los programas de estudio a las nuevas realidades. La Universidad de Zaragoza, en su lucha por diseñar una oferta académica más atractiva, planea incorporar más dobles titulaciones aparte de la de Física y Matemáticas, que arrancará en septiembre.

Esta opción, que ya se puede cursar en otras ocho universidades españolas, está dando al mercado profesionales más completos (los ‘matefísicos’, como ellos mismos se autodenominan), mejor preparados para la investigación de alto nivel y también para las cada vez más demandadas funciones de programación. De momento, saldrá con una duración prevista de cinco años y solo con 10 plazas, ya que muy pocos son capaces de cursar dos grados tan exigentes a la vez, pero estas podrían ampliarse a 20.

Es la primera doble titulación que se suma a la única que ya existía, la de Derecho y Administración y Dirección de Empresas (DADE). Pero, seguramente, no será la única que se incorpore en los próximos años. En concreto, se están estudiando hasta seis más, aunque todo está supeditado a que se puedan compaginar los programas (en algunas, los dos grados se imparten en campus diferentes) y también es vital saber qué pasa finalmente con el acceso a la Universidad.

Algunas de las combinaciones que parecen atractivas serían las de Fisioterapia (se oferta en el campus de Zaragoza) y Enfermería (disponible en las tres provincias); Nutrición (Huesca) y Enfermería o alguna que pudiera combinar Ciencias Ambientales (Huesca) e Ingeniería Agroalimentaria. La opción de proponer algo con el grado de Psicología y alguna otra disciplina también estaría sobre la mesa.

Otro reto será cómo organizar el plan de estudios para que puedan cursarse a la vez. No solo hay que encajar las asignaturas (la carga de créditos es mayor en estos grados y el primer curso suele ser duro, por su elevada troncalidad) sino saber cómo superar las dificultades de distancia física, ya que hay 70 kilómetros entre Huesca y Zaragoza, y más si el destino es Teruel. La alternativa ‘on line’ sería posible, pero hay que analizar si es lo mejor para los estudiantes.

Otras apuestas

La Universidad de Zaragoza tiene el reto de hacer más atractiva su oferta de másteres, ya que muchos egresados de esta institución académica eligen otras opciones para completar su formación (solo un 10% de ellos se decantan por continuar aquí, frente al 20% de la media nacional).

En este sentido, se han empezado a dar los pasos para intentar implantar un MBA (Master in Business Administration) y se estudia firmemente el aterrizaje de al menos dos nuevos másteres. El primero se centraría en la Agricultura 4.0, con muchas aplicaciones en sensónica y sobre las cosechas, y se haría en colaboración con Burdeos. Otro sería sería sobre Drónica y la sede oficial sería Teruel. Se han mantenido ya contactos de colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid y con el aeropuerto turolense.

En el caso del MBA, se lanzaría como un estudio propio de la UZ y el reto sería hacerlo en la actual legislatura. Ya se han dado los primeros pasos con economistas y directores de empresas, tanto nacionales como del extranjero, y el proceso se sigue desde el propio Rectorado y el decanato de la Facultad de Economía y Empresa. Montar un MBA es un reto: así como se ha logrado que algunos de prestigio funcionen muy bien en las universidades privadas, las experiencias son desiguales en la pública. "Nosotros creemos en la excelencia del modelo público y estamos convencidos de que podemos ofrecer un buen programa desde nuestra universidad", insiste el rector, José Antonio Mayoral.

Este tipo de estudios, en los que además es fundamental el contenido académico en un segundo idioma, suelen ser caros (los precios oscilan entre los 8.000 y los 40.000 euros) y parte del profesorado llega del extranjero. Lograr una política de becas y ayudas para apoyar la matrícula sería decisivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión