Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Ciencia

El “cocodrilo de Ordesa” espera que le rescaten del almacén del Museo de Ciencias Naturales

El cráneo de este animal marino de hace 50 millones de años hallado hace dos décadas sigue sin ser estudiado. Paleontólogos de la Universidad de Zaragoza lanzan un proyecto de micromecenazgo en la plataforma Precipita para recuperar este fósil.

Actualizada 18/05/2017 a las 16:04

El cocodrilo de Ordesa quiere correr la misma suerte del cocodrilo de Ricla. Mientras este se exhibe en el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza,  el primero aguarda ser rescatado del almacén del edificio Paraninfo. Se trata de un cráneo de un cocodrilo marino de hace 50 millones de años, encontrado hace dos décadas en el Parque Nacional de Ordesa (Huesca). Conocido popularmente como el ”cocodrilo de Ordesa”, este fósil que corresponde a una nueva especie, no puede ser estudiado ni mostrado al público porque se encuentra atrapado en el interior de una roca, informan desde la Universidad de Zaragoza.

Ahora, el grupo de paleontólogos Aragosaurus, liderado por su investigador principal José Ignacio Canudo, ha decidido lanzar el proyecto “Sacando a la vida el cocodrilo de Ordesa” y poder exponer este fósil único a los ciudadanos.

Se trata del segundo proyecto de micromecenazgo que el campus público aragonés respalda en este mes a través de Precipita, la plataforma pública para promover la financiación colectiva de la ciencia, desarrollada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt). De hecho, y hasta final de año, la Universidad de Zaragoza seguirá apostando por esta herramienta con distintos proyectos de divulgación e investigación.

El origen

Este cráneo fue recuperado hace más de 20 años en la Faja de las Flores del Parque Nacional de Ordesa (Huesca) por parte del equipo del Instituto Català de Paleontologia, con permiso de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón.

Cráneo del cocodrilo de Ordesa atrapado en una roca.  

 

Actualmente, el ejemplar se halla en el interior de la roca, tal y como se encontró, del que afloran pequeños fragmentos que hace suponer que se encuentra el cráneo completo. En estas dos décadas, sin embargo, no ha podido ser extraído de la roca, aunque se ha intentado. La principal dificultad con la que se han enfrentado, explica José Ignacio Canudo, director a su vez del Museo de Ciencias Naturales, se debe a que la composición del fósil es muy similar a la de la roca. “Esto hace que a la hora de aplicar, por ejemplo, ácidos para extraerlo es preciso encontrar la proporción exacta para que afecte a la roca, pero no al fósil”, señala Canudo.

Es un proyecto que va a beneficiar a la sociedad en su conjunto, ya que va a permitir conocer y exponer un fósil único en el Museo de Ciencias Naturales (entrada gratuita) que en el 2016 recibió más de 80.000 visitantes, en sus mayoría escolares.

¿Qué se logrará con esta ayuda?

“Si alcanzamos el objetivo mínimo de financiación (4.000 euros) podremos contratar a un profesional de restauración de fósiles y extraer de la roca la parte suficiente del fósil para ser expuesto. Si conseguimos el máximo (10.200 euros) podremos hacer la extracción por completo de la roca y de esta manera exponerlo al público de una manera más adecuada y además elaborar la reconstrucción 3D. En el caso de superar el máximo se ocuparía en hacer una investigación en profundidad del ejemplar, lo que supondría compararlo con ejemplares extranjeros” explica José Ignacio Canudo.

El procedimiento

En primer lugar se realizará un escáner, ya que es la única manera de conocer la morfología interna del fósil antes de empezar a retirar la roca. De esta manera se logrará un modelo 3D del ejemplar, por si hubiera dificultades insalvables que impidieran la extracción completa del fósil.

El siguiente paso será la extracción de la roca y la preparación del fósil por medio de diferentes técnicas mecánicas y químicas como son el uso de ácidos, chorro de arena, martillo percutor etc. Es una tarea muy delicada y que, por primera vez, se va a realizar en un fósil de estas características.

Una vez se disponga de toda la información del interior y del exterior del cráneo, se realizará la descripción de una nueva especie de cocodrilo marino en una revista científica. Esto incluye ponerle un nombre único para este fósil. Finalmente, se preparará la exposición del ejemplar en el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, lo cual incluye vitrina, soportes e información gráfica (reconstrucción) del animal.

Trayectoria del grupo Aragosaurus

El grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza se dedica a la investigación de dinosaurios, cocodrilos y mamíferos fósiles, siendo uno de los grupos más importantes de Paleontología de vertebrados en nuestro país. Los integrantes del grupo serán los encargados de toda la parte científica y de preparación del fósil. Tienen una gran actividad en las redes sociales donde ponen de manera sencilla sus descubrimientos. 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo