Despliega el menú
Aragón

La aragonesa Forestalia gana la puja eléctrica e invertirá mil millones en parques eólicos

Logra 1.200 de los 3.000 MW de la subasta estatal, se alía con General Electric e iniciará obras este año. Brial obtiene otros 237 MW y al igual que el resto de empresas deberá tener sus plantas antes de 2020.

Un parque de aerogeneradores en funcionamiento, en Mezquita de Jarque.
Un parque de aerogeneradores en funcionamiento, en Mezquita de Jarque.
Antonio García / Heraldo

La empresa energética aragonesa Forestalia ha vuelto a dar la sorpresa en la última subasta estatal de energías renovables. La compañía de Fernando Samper, con la multinacional estadounidense General Electric como socio tecnológico, acaba de ganar la puja al lograr 1.200 de los 3.000 megavatios de potencia que estaba en liza. Esto implica una inversión superior a los mil millones de euros en parques eólicos que se instalarán en Aragón, con la consiguiente generación de cientos de empleos durante las obras y el posterior mantenimiento y explotación durante los 25 años de concesión.

Fernando Samper ya desbancó el año pasado junto a la empresa de su familia, grupo Jorge, a los gigantes del sector eléctrico en la primera subasta eléctrica convocada por el Ministerio de Industrias tras la moratoria a las ayudas a nuevas instalaciones decretada hace cuatro años. Solo Forestalia se llevó 300 megavatios eólicos y 108,5 de biomasa de los 700 que estaban en juego y que implican otros 400 millones de inversión. A diferencia de sus competidores, estará en disposición de iniciar las obras de los primeros parques aerogeneradores, con una potencia de 60 y 90 MW, a finales de año gracias a que tiene muy avanzada la tramitación administrativa de los proyectos. En su caso, se presentó a la puja a través de una de las firmas de su grupo, Sociedad Aragonesa Transeuropea de Energías Renovables.

Fuentes oficiales de Forestalia explicaron que el "éxito" en la convocatoria se debe a la "madurez y grado de desarrollo de los proyectos", junto al grado de estudio del recurso de viento en Aragón. "Esto permite garantizar un modelo de negocio eficiente, viable, flexible y ajustado a la situación del sector de las energías renovables", añadieron.

Esta compañía no es la única aragonesa a la que se le ha adjudicado la explotación de molinos al renunciar a la prima a la inversión, ciñéndose a producir energía verde al precio que fije el mercado (el precio mínimo del megavatio hora se estima inicialmente en 39 euros). El grupo Brial, de la familia Briceño, también ha obtenido 237,5 MW a través de la sociedad Energías Eólicas y Ecológicas 54, en la que también participan socios locales y fondos de inversión.

En su caso, la inversión superará los 213 millones, cuya financiación aún debe cerrar, al igual que la alianza con un socio tecnológico que se encargue de suministrar los aerogeneradores. Igualmente, tiene los proyectos muy avanzados en la DGA, con una potencia que supera la adjudicación de megavatios otorgada por Industria. No obstante, el grupo zaragozano solicitó ayer mismo la declaración de interés autonómico para recortar aún más los plazos e iniciar el montaje de los molinos este año, según confirmaron fuentes oficiales a este diario.

Al igual que el resto de empresas adjudicatarias, deberán detallar en un plazo de seis meses la ubicación de sus parques eólicos y tenerlos en producción antes de finales de 2019, ya que el Gobierno pretende asegurarse que el 20% de la producción sea renovable un año después y cumplir así con las exigencias de la Unión Europea.

Parques en las tres provincias

Tanto Forestalia como Brial destacaron que distribuirán sus aerogeneradores por las tres provincias aragonesas, donde también se impulsarán parques de las principales eléctricas que han pujado con éxito. Fuentes del sector dieron por hecho que tanto Gas Natural, que han obtenido 667 MW, como Enel Green Power España (540 MW) y Siemens Gamesa (206 MW) levantarán aquí una parte de sus aerogeneradores. "No hay ninguna autonomía que tenga proyectos tan avanzados y garantice reducir los plazos administrativos a la mitad a los adjudicatarios de las subastas de renovables, por lo que las compañías pueden optar por comprar los que están en tramitación como ha hecho Forestalia o presentar propios", señalaron.

Etiquetas
Comentarios