Aragón
Suscríbete por 1€

La cesta de la compra sube un 17% en diez años mientras los salarios solo crecen un 8%

El encarecimiento de algunos productos obliga a familias con menos recursos a cambiar sus hábitos. La Unión de Consumidores de Aragón asegura que el impacto de la crisis "ha sido muy desigual".

La cesta de la compra sube un 17% en diez años mientras los salarios solo crecen un 8%
La cesta de la compra sube un 17% en diez años mientras los salarios solo crecen un 8%
Ha

La cesta de la compra se ha encarecido más de lo que han subido los salarios de los aragoneses en la última década. Esta situación refleja una pérdida de poder adquisitivo que ha obligado a muchas familias a modificar sus hábitos de compra de productos básicos. Es decir, resulta más complicado llegar hoy en día a final de mes, consumiendo lo mismo, que en 2007. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) para Aragón, la subida acumulada del IPC de los alimentos y bebidas no alcohólicas desde marzo de 2007 hasta marzo de 2017 (el último mes disponible en los registros) es del 17,3%. El salario medio pasó en la Comunidad de 20.165,82 euros a 21.953,81 en 2015 (el último dato disponible y facilitado por el Instituto Aragonés de Estadística), es decir, subió un 8,8%.

"En los últimos años se percibe una devaluación del mercado de trabajo y de la renta, lo que choca, es una contradicción, con el incremento de los precios", explica José de las Morenas, secretario de política sindical e industrial de UGT. "En la práctica, esto supone una pérdida de la capacidad de compra de la clase trabajadora", añade. En la misma línea, Manuel Pina, secretario de Acción Sindical de CC. OO., recuerda que "el coste laboral en 2016 es parecido al de 2008, y sin embargo, la inflación ha crecido". Además, afirma que la subida en los salarios medios en unos 500 euros en 8 años "supone apenas 50 euros al mes, que con el aumento de los productos frescos y la energía deja un diferencial en rojo".

Dificultades a tres ritmos

Pina destaca que las familias aragonesas afrontan tres realidades diferentes, en función de su situación laboral. "En 2008, el 80% de los parados tenían subsidio. Hoy solo lo tienen la mitad. Quienes conservan su empleo anterior, han perdido poca capacidad adquisitva", repasa. Pero, según Pina, quienes más han perdido en esta década son "los que han conseguido un trabajo después de la crisis, porque la inmensa mayoría son empleos muy temporales, a tiempos parciales y con salarios mucho más bajos". La misma percepción tiene el presidente de la Unión de Consumidores de Aragón, José Ángel Oliván, que señala que "el impacto de la crisis ha sido muy desigual y va por barrios". Oliván afirma que otros productos de consumo, como el gas o la luz, se han disparado, o que los alquileres de viviendas "no han bajado lo que debían".

Según los datos del Observatorio de Precios de los Alimentos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, una lista de la compra básica elaborada por este periódico con varias carnes (ternasco, cerdo, pollo), pescados (salmón, bonito), hortalizas (calabacín, cebolla), verduras (judías, acelga) y fruta (plátano y manzana) –sin incluir productos de limpieza, vestimenta ni otros servicios, que sí se reflejan en el IPC– ha subido entre 2008 y 2017 en torno al 6%. Por ejemplo, el cerdo casi ha duplicado su precio, el salmón lo ha incrementado en un 53% y las sardinas, la acelga y la patata han subido más de un 30%. En este sentido, el estudio ‘Precios de Supermercados’ de la Organización de Consumidores y Usuarios de octubre de 2016 subrayaba el salto que dio el precio de los productos frescos el pasado año: un 6,3% de media en los mercados españoles.

La asociación de consumidores Informacu elaboró un informe en 2014 según el cual un trabajador con un salario medio de 1.000 euros al mes destinaba al menos 150 en alimentos.

El presidente de la asociación, Joaquín Soguero, subrayó un cambio de tendencia: "Ahora la gente compra lo justo, va con la lista al supermercado y procura coger solo lo necesario. El comprar por comprar ha pasado a la historia". Y constata las subidas en los precios de los frescos. Por ejemplo, "una barquilla de fresas cuesta hoy un euro más que hace dos años". Por otro lado, también han confirmado que las pescaderías "venden menos y, sobre todo, la población se decanta por productos más baratos y que tienen una peor calidad". Eso sí, Soguero recuerda que "hay gente que tiene que pasar el mes con 400 euros".

En la asociación Torre Ramona, habitualmente no reciben quejas formales por este asunto, pero confirman que "la capacidad adquisitiva ha bajado". "Todos conocemos que lo más sano es la fruta, la verdura y el pescado, pero es lamentablemente lo que más ha subido", denunció Lucía Germani, su presidenta.

Más allá de la alimentación, todos coincidieron en que la subida de la luz es otro de los impedimentos para que los aragoneses lleguen a final de mes de manera holgada. Según sindicatos y asociaciones de consumidores, la recuperación económica todavía debe fortalecerse para llegar a las clases medias aragonesas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión