Despliega el menú
Aragón

Casi 600 niños se quedan fuera de su colegio en primera opción tras la solicitud de plazas

Educación estudia poner otra clase en Parque Venecia y más medidas para reducir esa cifra. La zona sur de Zaragoza, la Romareda y Cuarte de Huerva vuelven a ser los puntos con dificultades.

Padres de Parque Venecia piden plaza en el colegio La Estrella, el primer día de escolarización.
Padres de Parque Venecia piden plaza en el colegio La Estrella, el primer día de escolarización.
Maite Santonja

Un total de 591 niños de 3 años no han entrado en el colegio que sus padres han escogido en primera opción para empezar su etapa escolar y se jugarán la plaza en el sorteo que se llevará a cabo en 67 centros la próxima semana. Como ha ocurrido en los últimos años, esto supone un 5% de los 11.602 pequeños censados en Aragón y a los que les corresponde entrar en 1º de infantil en septiembre. Por tanto, se mantienen las cifras de pasados años, en los que el 95% de la población sí entra en la escuela favorita. En cualquier caso, Educación recalca que, para el resto, se buscará la mejor opción dentro de su barrio. En el caso de algunos coles con excedente se han registrado peticiones de padres de otras zonas, a más de 1 kilómetro de su domicilio, y que por tanto no cumplen el criterio de proximidad lineal y tienen más difícil el acceso

Además, esta cifra, cercana a las 600 familias en vilo ante el sorteo del 2 de mayo, se podrá reducir en los próximos días, ya que, cuando Educación evalúe todos los datos que arroja el proceso de solicitud de vacantes en los centros, tomará alguna medida que podría paliar la falta de plazas en determinadas zonas, fundamentalmente de Zaragoza y provincia.

La mayor demanda, como también ha pasado en los cursos pasados, se da en Cuarte de Huerva y en la zona sur de la capital aragonesa (el San Jorge, por ejemplo, presenta 111 peticiones para 75 vacantes y Arcosur, con el mismo espacio disponible, 94), aunque la apertura de nuevos centros ha rebajado la presión que había en ambos casos. De hecho, los problemas se han trasladado ahora al barrio de la Romareda, que en los años anteriores ha recogido a muchos alumnos de la zona de Valdespartera que no pudieron entrar en los colegios de su barrio.

De esta manera, algunas familias con hijos cursando sus estudios en escuelas de la Romareda habrán solicitado plaza para hermanos pequeños. Esto, unido al hecho de que se habían reducido las clases en los centros de la zona, una vez que se han puesto en marcha los nuevos centros de Valdespartera y Arcosur, ha motivado que colegios como el Doctor Azúa, el Cesáreo Alierta o el Eliseo Godoy hayan tenido 21, 14 y 13 solicitudes más que plazas disponibles, respectivamente. En unos días, comenzarán a reunirse las comisiones de garantías de escolarización, que recibirán propuestas de la Administración y valorarán algún cambio.

Lo que Educación ya ha anunciado es que estudia conceder un aula extra al nuevo centro de Parque Venecia, cuya sede está prevista para comienzos de 2018 y que impartirá docencia mientras tanto en La Estrella (barrio de La Jota). El colegio, en su primer año de escolarización, ha recibido 97 instancias, y el espacio que se le había concedido eran tres clases de 25 alumnos cada uno. De abrir finalmente una nueva clase, todos los interesados en matricular a sus hijos de 3 años allí entrarían, después de estudiar cada caso y comprobar que, efectivamente, corresponden a familias del barrio.

Por otra parte, en Cuarte de Huerva, a pesar de la puesta en marcha del Cuarte 3 el pasado año para la etapa de infantil, se ha evidenciado una carencia de oferta para todos los niños de 3 años del municipio. Todos sus colegios han tenido una demanda muy ajustada a las vacantes (el Cuarte 3 ha recogido 65 formularios para 66 plazas; el Foro Romano, 64 para otras 66 y el concertado Ánfora, 44 exactas, el mismo número que ofrece), excepto el Ramón y Cajal, que ha recibido 33 solicitudes para 22 vacantes. Esto quiere decir que hay ocho pequeños que no caben en ningún colegio, lo que podría resolverse aumentando la ratio de las clases, de 22 a 24.

Esta situación podría darse también en Calatayud, La Puebla o María de Huerva, donde faltan cuatro plazas en cada una de las localidades con la oferta actual, lo que obligará a subir el número de alumnos por clase. En el caso de Huesca y Teruel, aunque también hay centros que irán a sorteo (seis en la primera provincia y siete en la segunda) no se prevén problemas, al haber suficiente demanda en otros centros para poder matricular a los escolares que no hayan entrado en primera opción.

Educación destacó ayer el incremento de demanda en los centros con escolarización a los 2 años y en los que serán integrados.

Etiquetas
Comentarios