Aragón
Suscríbete por 1€

El nuevo San Jorge

Ya había pasado la media noche del día 22 de abril y nuestro pequeño héroe hacia horas que dormía. Mas un estruendo seguido de un ruidillo, como de canicas cayendo, le desvelo.

El pequeño caballero se dirigió escaleras abajo, con paso lento pero decidido a rescatar a su dama del temible Dragón que la rondaba desde hacía ya unos meses.

Allí estaba, enorme, imponente y atemorizador. Por su boca no salían llamas, pero en su lugar escupía palabras que herían más que cualquier quemadura.

Cogió lo que más a mano tenia, un puñado de cacahuetes y convencido cargo contra ese brutal enemigo.

El Dragón apenas se inmuto, nuestro héroe tuvo que insistir hasta que este decidió prestarle atención.

Con mucho tino nuestro valiente, arrojo su puñado de cacahuetes y el destino quiso que uno de ellos entrara en la boca del Dragón y como no callaba sin remedio se lo tragaba.

Quien hubiera dicho que tan mal bicho, alérgico a estos secos frutos fuera.

Asustado y confuso el Dragón los pies en polvorosa puso.

Lea todos los relatos que participan en el concurso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión