Despliega el menú
Aragón

Educación firma con el Ayuntamiento un convenio para hacer un reparto más equitativo de alumnos con necesidades

La experiencia piloto se llevará a cabo en el barrio de San José, donde se aconsejarán a más de 50 familias sobre los centros para escolarizar a sus hijos

La consejera Mayte Pérez y la vicealcaldesa Luisa Broto posan tras la firma del convenio entre ambas administraciones
La consejera Mayte Pérez y la vicealcaldesa Luisa Broto posan tras la firma del convenio entre ambas administraciones
Enrique Navarro

El Departamento de Educación de la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza han firmado un convenio esta mañana para colaborar en la detección de alumnado con necesidad específica de apoyo educativo y su posterior reparto en los colegios de la forma más equitativa posible. La consejera Mayte Pérez y la vicealcaldesa Luisa Broto han rubricado este acuerdo, que este año afectará, de manera piloto, a la zona educativa número 7 de la ciudad, especialmente, al barrio de San José.

“Vamos a intentar distribuir de manera equitativa a los alumnos, de manera que se evite la creación de centros gueto, lo que normalmente se produce en colegios públicos”, ha dicho Pérez en el acto llevado a cabo en su Departamento. Este mismo acuerdo se firmó ya con los Ayuntamiento de Huesca y de Teruel, y son posteriores a una sentencia del TSJA que obliga a un mejor reparto de estudiantes con necesidades especiales, tras una denuncia del Ampa del Pío XII de Huesca.

Según ha explicado Luisa Broto, en San José existen unos 70.000 habitantes, y 280 familias que escolarizarán a sus hijos de 3 años en los próximos días. De ellos, el Consistorio ha identificado 52 casos de niños que pueden precisar un amparo especial, por motivos económicos o por riesgo de exclusión social. Broto ha explicado que los técnicos municipales son los encargados de elaborar un listado de familias que podrían precisar ayuda, que se traslada al Departamento de Educación para que, a través de entrevistas personalizadas, recomienden a los padres qué centros pueden acoger mejor a sus hijos.

La consejera, Mayte Pérez, ha concluido que “existen efectos que hay que corregir” y ha comparado la situación del colegio Calixto Ariño, que presenta unos porcentajes de un 10% de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo, un 48% de inmigrantes y un 50% de becados, con la del La Salle Montemolín, de la misma zona educativa. Este último centro, según ha compartido Pérez, baja esas cifras al 1, 10 y 7%, respectivamente, de estos tres indicadores.

Etiquetas
Comentarios