Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Lleno en el Pirineo y en el Bajo Aragón y un 78% de ocupación en Zaragoza ciudad

El buen tiempo en el puente de la Semana Santa augura unas cifras de récords en el sector del turismo. Los hoteleros confían en superar incluso las previsiones iniciales.

Más de 500 visitas en un día a la Ciudadela de Jaca. Uno de los lugares turísticos más emblemáticos del Pirineo oscense, la Ciudadela de Jaca, recibió ayer un aluvión de más de 500 visitantes. Para estas vacaciones de Semana Santa ha programado hoy y mañana sendas visitas teatralizadas nocturnas sesiones de 20.15 y 22.00.
Lleno en el Pirineo y en el Bajo Aragón y un 78% de ocupación en Zaragoza ciudad
Javier Navarro

El Pirineo, el Bajo Aragón, Zaragoza... La ocupación de prácticamente toda la Comunidad va camino de batir récords esta Semana Santa con índices que en muchos lugares han llegado incluso al 100% animadas por las temperaturas más que primaverales ya que el mercurio llegó a rozar ayer incluso los 30 grados en la localidad de Caspe y superó con creces los 20 en muchos puntos de la zona norte. Una bonanza meteorológica que continuará hoy, aunque a partir de mañana ya habrá un ligero descenso de las máximas, sobre todo en el valle de Ebro, y podrían llegar lluvias a las zonas de montaña.

Sin duda, uno de los enclaves preferidos por los turistas ha vuelto a ser la ciudad de Jaca. Allí, por ejemplo, el Hotel Oroel ha colgado el cartel de completo hasta el domingo y el Gran Hotel tenía ayer un índice de ocupación del 95%. "Han sido reservas con mucha antelación. Y no son todas de esquiadores, porque también coinciden con gente que viene buscando otras cosas como patrimonio arquitectónico o gastronomía", afirmó Jesús Ubieto, quien se mostró satisfecho con la Semana Santa "porque para haber caído tan tarde, la ocupación es muy alta".

También el Parque Nacional de Ordesa es otro de los principales puntos de atracción de visitantes esta Semana Santa. En el hotel Bujaruelo de Torla tenían las reservas completas desde hacía ya semanas "y este año además con el buen tiempo, hemos recibido todavía más llamadas de última hora", explicó Ana Perales.

Se resiente a pie de pistas

Los aficionados al esquí también apuran el último fin de semana de la temporada, en la que los centros de Aramón y el dominio 100K Candanchú-Astún ofrecen más de 240 kilómetros. Sin embargo, los establecimientos a pie de pistas sí que se han resentido ligeramente en la ocupación. El hotel Edelweiss de Candanchú estaba ayer al 70% y esperaba subir hoy al 80%. "No es un problema de nieve sino de fechas porque la gente tiene la mente puesta más en la playa. Aun así, no está mal para cerrar la campaña", señaló Amparo Lecumberri. Mientras, el Abba Formigal tenía ayer una ocupación cercana al 50%. "Si la Semana Santa cae muy tarde como este año, es lógico, porque predominan otros destinos turísticos", señalaron desde el hotel. En Benasque, sin embargo, el Gran Hotel sí cuenta con una ocupación cerca al 100% en este puente. "Sigue habiendo bastante esquiadores", dijeron.

Teruel, al completo

Teruel capital registra una afluencia turística masiva. Un visitante llegado de Cáceres, Juan Manuel Castuera, explicó que dos meses antes de venir todos los hoteles de la ciudad estaban completos y tuvo que alojarse en Villastar gracias a una cancelación de última hora. Castuera, que visitaba por primera vez la capital turolense, destacó su patrimonio monumental y también la oferta en torno a los Amantes. Nacho Mora, de Madrid, también descubría ayer los atractivos de Teruel. Se mostró "gratamente sorprendido por el patrimonio monumental". La animación turística se extendió por toda la provincia, con especial incidencia en la Ruta del Tambor.

En la capital aragonesa

En los últimos años ya iban subiendo las cifras de ocupación hotelera en Zaragoza, pero todo indica que este año se puede llegar al 80%. De momento se sitúa en el 78%. El auge del turismo se extiende a muchos lugares de la provincia, como el Monasterio de Piedra o las Cinco Villas, especialmente en Sos y en Uncastillo, y en la zona del Moncayo y de su entorno, según datos facilitados por el sector.

Hay varios factores que influyen en este aumento, además de las excelentes temperaturas. Uno de ellos es la mejora de la oferta y el aumento de la calidad de los servicios de hostelería, lo que supone una mejora de la competitividad y de la relación calidad-precio. De hecho, Zaragoza capital ya figura como un destino internacional en agencias de viajes especializadas y empiezan a a funcionar las campañas de los últimos años, como la que acaba de poner en marcha el Ayuntamiento para captar turistas chinos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión