Despliega el menú
Aragón

Médicos de Familia muestran su "hartazgo" por los fallos y lentitud de la red informática

Dicen que la actual situación es "insostenible" y critican que Sanidad no actúe.

El 13 de abril de 2015, médicos de Familia ya salieron a la calle para denunciar, entre otras cuestiones, los continuos fallos del sistema informático de Atención Primaria, el denominado OMI. La situación no ha mejorado en este tiempo.
El 13 de abril de 2015, médicos de Familia ya salieron a la calle para denunciar, entre otras cuestiones, los continuos fallos del sistema informático de Atención Primaria, el denominado OMI. La situación no ha mejorado en este tiempo.
Oliver Duch

Los médicos de Familia han mostrado una vez más su "hartazgo" por los continuos fallos y la lentitud con la que funciona el sistema informático de los centros de salud. Aseguran que una cuarta parte de su consulta la dedican a "esperas delante de su ordenador", ya que tareas tan sencillas como imprimir una receta o pedir una prueba diagnóstica pueden tardar varios minutos. Esto se traduce en un aumento de los tiempos de demora. El malestar de los facultativos ha aumentado después de que el Departamento de Sanidad haya rechazado las propuestas que un grupo de facultativos ha aportado para mejorar el día a día de su trabajo.

Los médicos de cabecera llevan tiempo criticando una situación que, aseguran, ya se ha vuelto "insostenible". En 2015 alzaron la voz públicamente para denunciar el mal funcionamiento del sistema informático que controla toda la Atención Primaria de la Comunidad aragonesa, el denominado OMI. Esta se ha convertido en una herramienta fundamental para poder acceder a la historia clínica, algunas pruebas diagnósticas o incluso para prescribir la medicación de los enfermos a través de la receta electrónica.

En estos momentos, según denuncian, hay profesionales que tardan entre 15 y 20 minutos en arrancar el ordenador y hace unas semanas, según aseguraron algunos facultativos, un centro de salud de una localidad de Zaragoza tuvo que mandar a casa a decenas de pacientes al fallar el sistema informático durante cuatro días. Critican que casi un cuarto de su jornada la pierden "esperando" que el equipo responda. "Dedicamos más tiempo al ordenador que al paciente. Y esto no puede continuar así. Esto supone una demora en las consultas y los pacientes se enfadan", explican los médicos de Atención Primaria, que aseguran que en ocasiones, ante los fallos del sistema, tienen que recortar las agendas, lo que aumenta la demanda. Unos problemas de funcionamiento que se unen muchas veces a la mala conexión que ya existe de por sí en el medio rural y que entorpece todavía más el desarrollo de la consulta.

Grupo de trabajo infructuoso

Ante las quejas recibidas, el Salud les ofreció el año pasado crear un grupo de trabajo para intentar buscar una solución y que fueran los propios profesionales los que propusieran alternativas de mejora. "Les trasladamos un documento para tener que hacer menos clics, con sugerencias, pero el 16 de marzo recibimos la contestación y rechazaban todas nuestras alternativas", explica Salvador Lou, médico de Familia y miembro de este grupo de trabajo.

Recuerdan que el Servicio Aragonés de Salud condiciona todas las mejoras de su trabajo al desarrollo de una futura historia clínica, que según la Administración podría estar completamente implantada para el año 2020. "Hace oídos sordos a todo, a la lentitud, a los fallos... No buscan soluciones inmediatas", critican los facultativos, que recuerdan que la renovación de 500 ordenadores anunciada por Sanidad no va a aportar ninguna mejora en el sistema informático.

Ante el nuevo "jarro de agua fría" que les ha lanzado la Administración y si no hay un paso adelante por parte de los responsables políticos, los facultativos, apoyados por el sindicato de Atención Primaria (conformado por Fasamet y Cesm), tienen previsto organizar el próximo mes una jornada de debate en el Colegio de Médicos de Zaragoza en la que se hablará sobre este asunto y las acciones que pueden tomar al respecto. No descartan por ahora ninguna opción.

"Se está trabajando"

Por su parte, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, aseguró hace unos días a través de una respuesta parlamentaria que se está trabajando en la "mejora de las bases de datos" para conseguir una mayor estabilidad del sistema. Además, en esta misma documentación, señaló que los esfuerzos se de su departamento se han centrado en la corrección de los "procesos no óptimos" y el Salud ha ampliado la memoria de los servidores para lograr más estabilidad ante las "caídas masivas". Según aseguró, los servidores de archivos que estaban "saturados y obsoletos" se han "migrado a cabinas de almacenamiento por lo que se tendría que haber registrado una mejoría del servicio".

Algo que niegan los profesionales de Atención Primaria, ya que hacen hincapié en que no se ha notado ninguna mejoría y siguen registrando los mismos problemas en su consulta.

Etiquetas
Comentarios