Aragón

La infravivienda entre la población gitana se reduce al 11% en Aragón

De las 2.578 viviendas con población gitana en la Comunidad, 279 son infraviviendas y el 8,5% chabolas.

El barrio de Pomecia, ocupado por población gitana, se empezó a construir en los años 60 del siglo pasado después de que se levantaran ocho viviendas promovidas por Cáritas. Su crecimiento desordenado ha dado lugar a 70 edificaciones.
El barrio de Pomecia, ocupado por población gitana, se empezó a construir en los años 60 del siglo pasado después de que se levantaran ocho viviendas promovidas por Cáritas. Su crecimiento desordenado ha dado lugar a 70 edificaciones.
A. García/bykofoto

Una peculiar bandera ondeará este sábado en el balcón del Ayuntamiento de Zaragoza. La insignia, una rueda de carro roja centrada sobre el azul del cielo y el verde de las praderas, cuenta la historia de un pueblo que salió de la India y puso rumbo a Occidente hace más de mil años. Un pueblo que durante siglos preservó con celo su cultura y sus tradiciones pese a su condición de nómada y que cada 8 de abril conmemora a sus antepasados y recuerda a quienes se quedaron en el camino víctimas de cruentas persecuciones.

Esa bandera, junto con el himno 'Gelem, gelem' ('anduve, anduve' en romaní), constituyen los símbolos identitarios más potentes de los que dispone el pueblo gitano en todo el mundo. Este año, por vez primera, el Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad su reconocimiento institucional y la declaración del 8 de abril como Día del Pueblo Gitano. Gesto que la comunidad aludida ha recibido como un positivo mensaje "de pertenencia de las personas gitanas al conjunto de la ciudadanía española". Dejan claro, sin embargo, que no es suficiente e inciden en la necesidad de poner en marcha medidas que garanticen la igualdad de oportunidades y el derribo de los prejuicios (tanto externos como internos) que todavía lastran a la comunidad gitana en España.

Situación en Aragón

En Aragón el camino se anda todavía más despacio y desde la Fundación Secretariado Gitano critican que en los últimos dos años apenas haya habido movimientos para tratar de trasladar a la Comunidad la Estrategia Nacional de Inclusión del Pueblo Gitano. Mientras la población gitana en Aragón no deja de aumentar, el Secretariado Gitano pone el énfasis en dos aspectos fundamentales para avanzar hacia su total integración: el apoyo al alumnado y el impulso de políticas de acceso a la vivienda.

Según el último estudio sobre vivienda y población gitana, en los últimos ocho años la comunidad gitana asentada en Aragón ha incrementado sus miembros un 22%. El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad presentó a finales de 2016 la actualización de este estudio–mapa y el desglose de datos a nivel autonómico no deja en buen lugar a la Comunidad: mientras que a nivel nacional el chabolismo afecta solo al 2,2% de las viviendas habitadas por gitanos, en Aragón este fenómeno alcanza al 8,5% de los hogares de esta etnia.

Chabolismo e infraviviendas

Es decir, de las 2.578 viviendas con población gitana identificadas en la comunidad autónoma, 219 son chabolas. En 2007 fueron 212 las chabolas contabilizadas, así que el número de este tipo de infraviviendas se ha incrementado pese a que ahora suponga un peso menor sobre el grueso total de hogares que habitan en Aragón. Como en 2007 eran menos las viviendas , esas 212 chabolas representaban el 10,3% del total.

En comparación con los datos estatales, el peso en la región de todos los tipos de infravivienda también es superior y supera el 10,8% mientras que en España se queda en un 8,6%. De todas formas, destaca la reducción absoluta y relativa tanto de la infravivienda en general (de 370 y el 18% en 2007 a 279 y el 10,8% en 2015) como de las viviendas muy deterioradas (de 129 y el 6,5% en 2007 a 59 y el 2,3% en 2015).

Por municipios, lideran esta problemática de infravivienda y chabolismo entre la población gitana Épila (donde 680 personas viven en 170 chabolas), Lumpiaque (120 personas en 30 chabolas), Huesca capital (donde 719 personas habitan 36 infraviviendas, tres de ellas chabolas), y Urrea de Jalón (donde 60 personas ocupan 15 chabolas).

De todas formas, hay que destacar que se ha constatado una tendencia cada vez mayor a la inclusión residencial normalizada de la población gitana en la región. En 2007 las viviendas normalizadas suponían el 82% y ahora el 89,2%. Porcentaje que, sin embargo, sigue siendo inferior a la media nacional, que roza el 91,4%.

Respecto al medio de acceso a la vivienda, al 67,5% se ha accedido mediante el mercado libre, al 19,6% a través de algún tipo de protección pública y casi el 13% a través de otros medios alternativos como la autoconstrucción u ocupaciones.

Etiquetas
Comentarios