Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

26 destinos de la Semana Santa en Aragón

Aragón es la única comunidad autónoma de España que tiene diez poblaciones con su Semana Santa declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional: Zaragoza y las nueve turolenses de la Ruta del Tambor y Bombo. Si a ellas sumamos las que cuentan con reconocimientos de ámbito nacional o aragonés alcanzamos los 26 destinos.

'Romper la Hora', Semana Santa en Calanda.
'Romper la Hora', Semana Santa en Calanda.
Archivo Prames

En Zaragoza y en las diez poblaciones del Bajo Aragón integradas en la Ruta del Tambor y Bombo, la Semana Santa es Fiesta de Interés Turístico Internacional. Pero no queda ahí la cosa, ya que otras 16 localidades aragonesas tienen también su Semana Santa reconocida como Fiesta de Interés Turístico de Aragón y/o Nacional. Son un total de 26 destinos en Huesca (4), Zaragoza (9) y Teruel (13), con las tres capitales provinciales incluidas. Lugares en los que distintas manifestaciones vinculadas a la conmemoración de la Pasión de Cristo han sido reconocidas oficialmente por su interés turístico, pero que no agotan los destinos aragoneses en los que la Semana Santa se convierte en motivo de atracción.

En la provincia de Teruel, la celebración de Semana Santa ha dado lugar a dos agrupaciones de poblaciones que conforman a su vez dos itinerarios turísticos. De enorme y estruendosa vistosidad y proyección, la Semana Santa del Bajo Aragón es sin duda la más conocida y reconocida nacional e internacionalmente, con los tambores de Calanda como emblema, muy difundido dentro y fuera de nuestras fronteras gracias, en gran medida, a la figura del director de cine calandino Luis Buñuel.

Rutas del Bajo Aragón

La ya mencionada Ruta del Tambor y Bombo reúne a las poblaciones turolenses de Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén. Un total de 70 cofradías que suman entre 15.000-20.000 tambores y bombos participan en procesiones donde se exhiben 90 pasos o peanas, y en multitudinarios actos como el romper la hora y los ceses de redobles, a los que se suman emblemáticas representaciones como el Drama de la Cruz de Alcorisa.

Por otro lado, la también turolense Hermandad de Cofradías 'Tamboas' está integrada por cofradías de las localidades de Alloza, Ariño, Berge y Muniesa, que suman varios centenares de tambores y bombos. Además de participar en los actos propios de la Semana Santa, en fechas previas organizan cada año en una localidad distinta unas jornadas anuales de 'Exaltación-Exhibición de Corneta, Tambor y Bombo Tamboas', que acogió Berge el pasado 1 de abril en la que era ya su vigésima edición.

En la ciudad de Teruel la festividad tiene también un profundo arraigo y goza de reconocimiento nacional. Sus ocho cofradías reúnen a más de 2.500 cofrades que desfilan por el casco histórico de la ciudad del mudéjar y contribuyen a mantener vivas arraigadas costumbres como la del Sermón de las Tortillas, que pone colofón a su Semana Santa.

Zaragoza también procesiona

Fuera de la provincia de Teruel, la Semana Santa de Zaragoza es la única en Aragón catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional, de hecho fue la primera en recibir ese reconocimiento y es, sin duda, una de las de mayor interés y mayor participación de cuantas se celebran en España. Con más de 700 años de historia, reúne a más de 16.000 cofrades con 7.000 bombos y tambores que acompañan los pasos y procesiones de un total de 48 procesiones, algunas únicas por su singularidad, como la del Santo Entierro.

En la provincia, otras nueve localidades tienen su Semana Santa reconocida como Fiesta de Interés Turístico de Aragón (FITA), cada una con sus particularidades y actos más reseñables: Ateca, con su procesión del Santo Entierro y el paso de la Muerte; Borja y su Rosario de Cristal; Calatayud y su procesión del Santo Entierro, una de las más antiguas de España; Torrijo de la Cañada y su representación en vivo de la Pasión; Caspe y su procesión de la Burreta, el Domingo de Ramos; Tarazona y sus doce procesiones en las que participan cerca de mil cofrades; Tauste y sus singulares procesiones como la de los Siete Dolores de la Virgen María, o Ejea de los Caballeros con su concurso de Tambores y Bombos y su Pregón.

Huesca, Ayerbe, Jaca y Barbastro

La Semana Santa de Huesca también está declarada FITA, y es una celebración en la que tiene un destacado protagonismo la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz, fundada hacia el año 1500. De las 12 procesiones que recorren la ciudad, la del Santo Entierro es la que atesora mayor tradición, 151 años. La conforman 20 pasos procesionales, 15 cofradías, 8 bandas de bombos y tambores, además de la banda de música y distintos personajes bíblicos, entre otros participantes.

En la provincia altoaragonesa Ayerbe, Barbastro y Jaca tienen también reconocida su Semana Santa como celebración de interés turístico. Es la de Barbastro la que ostenta el mayor rango al estar reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional, con momentos especiales como la misa crismal de bendición de los óleos o la procesión del Santo Entierro. En Ayerbe sobresale la representación de La Enclavación, protagonizada por los vecinos el Jueves Santo, y en Jaca algunas procesiones como la de la Rompida de la Hora, el miércoles Santo, en la que participan las nueve cofradías existentes.

Más información.

Etiquetas
Comentarios